Gente

Ivanka Trump coloca a su mejor amiga en la Casa Blanca

Hope Hicks, de 28 años, será directora de comunicación y cobrará más de 150.000 euros

Hope Hicks
Hope Hicks - AFP
GUADALUPE PI√ĎEIRO Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo Gente

De la pasarela a la Casa Blanca casi sin escalas. Así ha sido el meteórico ascenso de la joven Hope Hicks, el nombre que los estadounidenses no dejan de escuchar estos días. No es para menos: con apenas 28 años, la íntima amiga de Ivanka Trump ejerce como directora de comunicación del gobierno de Donald Trump.

Asumió el puesto en verano de forma interina, tras el sonado despedido de Anthony Scaramucci, pero su nombramiento se ha hecho oficial esta semana, aunque era un secreto a voces. Uno de los aspectos más cuestionados de la elección de la recién aterrizada en la residencia oficial de la familia Trump -además de su corta edad y sus vínculos con la hija del presidente- es el sueldo que va a percibir, que ronda los 179.000 dólares al año (más de 150.000 euros).

La flamante directora de Comunicación de la Casa Blanca nació en Connecticut y es graduada en Literatura inglesa por la Universidad Metodista del Sur de Dallas. Su primer vínculo laboral con la familia presidencial tuvo lugar en las pasarelas, cuando lució los elegantes diseños de Ivanka, el ojito derecho del presidente. Posteriormente trabajó como jefa de prensa de su marca de ropa sin imaginar que más tarde esa relación profesional y personal se convertiría en su puerta de entrada al gobierno del país más poderoso del mundo. El destacado lugar que le toca ocupar a Hicks es una «pesada mochila», ya que tendrá que manejar las tensas relaciones entre Trump y los medios de comunicación.

El vínculo laboral de Trump con la amiga de Ivanka no se inicia ahora: cuando Hicks tenía apenas 26 años, Trump posó su mirada en la exmodelo -entonces, sin ningún tipo de experiencia en este tipo de funciones- para convertirla en la jefa de prensa de la campaña electoral que lo llevó a la presidencia. Tan mal no lo haría. Desde que comenzaron a trabajar en equipo, de la boca de la joven solo salieron palabras de admiración y elogio hacia su jefe. Desde el entorno cercano a Trump se la conoce ya como la «intocable Hicks».

Toda la actualidad en portada

comentarios