Los Reyes de Inglaterra Isabel y Felipe de Edimburgo
Los Reyes de Inglaterra Isabel y Felipe de Edimburgo - Tim Graham

Isabel II y Felipe de Edimburgo, 70 años de «feliz matrimonio»

Es la frase que reza en las monedas conmemorativas de las bodas de platino de la real pareja

Corresponsal en LondresActualizado:

El próximo 20 de noviembre, la Reina Isabel II (91 años) y el Príncipe Felipe de Edimburgo (96) añadirán una nueva marca a su amplia nómina de récords, muchos de ellos relacionados con su longevidad: celebrarán sus bodas de platino o, lo que es lo mismo, 70 años de matrimonio. Llevan juntos desde 1947, cuando se dieron el «sí, quiero» en la Abadía de Westminster ante más de 2.000 invitados. Más que ninguna otra pareja de la realeza en todo el mundo y todo un símbolo para el pueblo británico.

Una de las monedas que conmemoran los 70 años de matrimonio de los reyes
Una de las monedas que conmemoran los 70 años de matrimonio de los reyes- ABC

Para conmemorar una fecha tan señalada, la Real Casa de la Moneda del Reino Unido ya tiene listo su homenaje, que se materializará con el lanzamiento de nuevas piezas para coleccionistas que conmemoran este septuagésimo aniversario. Son de plata y con algún vestigio de oro, y están valoradas en 5 y 20 libras cada una, dependiendo del modelo. En una cara de la moneda aparece un retrato de perfil de la Reina Isabel y del Príncipe Felipe; en su reverso, figura la real pareja montando a caballo, una de las grandes pasiones que ambos han compartido a lo largo de sus longevas vidas. En torno a ella, reza una inscripción: «Unidos en feliz matrimonio 1947-2017».

Los retratos han sido diseñados por el conocido escultor londinense Etienne Milner y, según el mismo artista ha declarado, representan el «sentido del deber», el que ha tenido siempre el Duque de Edimburgo durante estas siete décadas, apoyando en un segundo plano a la Reina en su papel como consorte y que la monarca ha reconocido en diversas ocasiones.

Ejemplo de lealtad

Isabel II se enamoró de Felipe de Edimburgo mucho antes de casarse. Fue a los 13 años cuando conocería a quien acabaría siendo su esposo, durante la boda de la Princesa Marina de Grecia, prima del Príncipe Felipe. El Rey Jorge VI no consintió el enlace hasta que su primogénita no cumpliera los 21 años. La boda real se celebró el 20 de noviembre de 1947 en la Abadía de Westminster y fue seguida por al menos 300 millones de personas en todo el mundo a través de la radio. Dio así inicio a una vida en común, que los británicos valoran como ejemplo de lealtad y compromiso.

Desde el pasado 2 de agosto, el Príncipe Felipe disfruta de un merecido retiro. Fue entonces cuando protagonizó su último acto en solitario como consorte: presidir un desfile de la Marina Real en el Palacio de Buckingham. A lo largo de 2016, contabilizó 110 días dedicados a cumplir sus compromisos oficiales, casi el doble que su nieto, el Duque de Cambridge. La Reina, quien aún permanece en Balmoral (Escocia) tras los meses de estío, continúa con su agenda oficial.