GTRES

InstagramJesé y Aurah Ruiz, una guerra sin cuartel mientras su hijo está cada vez más débil

Pese al preocupante estado del bebé, ninguno de los dos es capaz de ponerse de acuerdo y dejar las rencillas de lado. Cada día escriben en sus respectivas cuentas de Instagram sus reproches

MADRIDActualizado:

Lo de Jesé Rodríguez y Aurah Ruiz parece ser una guerra sin fin. Aunque habían hecho una tregua por el bien de su hijo, Nyan, de nueves meses, sus rencillas personales y la mala relación entre ellos supera todo.

El pequeño, que lleva enfermo desde que nació, está cada vez más débil. Los médicos no saben muy bien lo que le ocurre y la cosa parece no mejorar. Ha cambiado de hospital en varias ocasiones -ahora se encuentra en La Paz- y ha sido intervenido dos veces, pero nada de eso evita que siga sufriendo hipoglucemias -bajo nivel de glucosa o de azúcar en la sangre-.

Nyan está cada vez peor, como bien confirma su madre a través de las redes sociales. «No entiendo por qué la vida te ha hecho esto. Con todo lo que has luchado y superado. Que no te deje avanzar. Estás tan triste... Nunca te vi así, tengo el corazón destruido», publicaba hace tan solo unas horas. La situación para Aurah no es fácil. Lleva meses encerrada en el hospital, sin apenas ayuda.

Pese a su estado y la preocupación que trasmite, la extronista no es capaz de ponerse de acuerdo con su expareja. Los reproches son constantes en las redes sociales. Lo cierto es que desde que nació el bebé, de manera prematura, han aireado sus problemas a través de Instagram, en vez de aunar fuerzas para apoyar juntos a su hijo.

Aurah asegura que no tiene ayuda alguna por parte de su expareja y padre del bebé, pero Jesé, en los últimos días, está dando una versión contradictoria, afirmando que sí está pendiente de su hijo y que es ella la que no le deja verle: «Hoy 06 de abril de 2018 he acudido a visitar a mi hijo y a hablar personalmente con su cirujano, (cada día lo hago por teléfono) de su evolución. Y solo me han permitido estar con él cinco minutos. No es que yo no quiera estar con mi hijo, es que me ponen mil impedimentos para ello».

Jesé, que también está muy preocupado por su hijo, tenía un permiso del club Stoke para ausentarse hasta el miércoles para visitar a su hijo enfermo, pero no ha regresado y se encuentra en paradero desconocido.