Estilo - Gente

Imanol Arias, meses alejado de la vida pública y con su novia fuera de España

El actor no se ve ni habla con nadie, salvo con sus compañeros de «Cuéntame», cuya 18 temporada ya se rueda

Imanol junto a su novia
Imanol junto a su novia - RAÚL MARTÍNEZ

Desde que el pasado mes de abril el nombre del actor Imanol Arias (60 años) apareciera en los «papeles de Panamá» -centenares de miles de documentos que manejaba el bufete Mossack Fonseca, y en los que aparecían políticos, artistas, financieros y deportistas supuestamente con sociedades offshore-, su imagen pública ha dado un giro brutal. Ni las críticas y acusaciones previas de la actriz Pilar Punzano (36) -su hija en la ficción de «Cuéntame como pasó»-, de tener la «lengua tan larga como las manos», le habían hecho tanto daño. Acusado de supuesto fraude fiscal en el marco del caso Nummaria, Arias tuvo que comparecer en mayo en la Audiencia Nacional para responder a todas las cuestiones que airearon el complejo entramado de sociedades en el que su nombre estaba inmerso. Culpabilizó de ello al abogado y asesor fiscal Fernando Peña, al tiempo que aseguró desconocer el recorrido de su dinero y la ingeniería financiera que se había elaborado en ese despacho. «Mi intención es pagar hasta el último euro», afirmó Imanol Arias, cuya deuda se acerca a los 5 millones.

Agrupación de intereses

En el citado bufete se utilizaba una cartera de sociedades radicadas en el Reino Unido, cuyos administradores eran a su vez mercantiles domiciliadas en Costa Rica, país considerado paraíso fiscal en algunas listas, aunque no sea el caso de España. La idea era vincular esas sociedades extranjeras con una española, en lo que denominaron la Agrupación Europea de Interés Económico. Así, los beneficios generados en España y que, por tanto, debían ser declarados y tributados en este país, se imputaban en un 80% a la sociedad británica y posteriormente acababan en Costa Rica o en Isla Mauricio. Por lo tanto, la diferencia a la hora de tributar era más que considerable. Imanol Arias aseguró ante el juez que él de números no entiende, que confiaba en sus asesores y que nunca creyó que se cometía ilegalidad alguna.

Ni rastro en Marbella

Independientemente de cómo evolucione este proceso, llama poderosamente la atención que en España, desde hace cerca de seis meses, no se haya vuelto a ver al actor en un acto público. Junto a su novia Irene Meritxell (40), la mujer que ocupa su corazón desde la ruptura con Pastora Vega en 2009, la suya era una presencia habitual en las galas Starlite de Antonio Banderas o en los desfiles de moda de los diseñadores de su círculo. Este verano, ni se le ha visto en Marbella ni en la fashion week madrileña. Sí estuvo en la alfombra roja de los Premios Platino en Punta del Este (Uruguay), pero a 10.000 kilómetros de aquí.

Sus amigos más cercanos aseguran que está hundido, precisamente porque él siempre se había manifestado en contra de quienes engañan al Fisco; incluso, en su momento protagonizó una campaña de Hacienda. Su resistencia a la banda terrorista ETA, motivo por el cual años atrás llevó parte de sus ahorros a Suiza -«me perseguían a mí y a mi patrimonio», dijo-, también ha quedado ensombrecida con estas acusaciones, que le han tocado donde más duele. Aún no sabe qué final le espera.

Como en España la Justicia tiene sus tiempos, los que no han querido esperar más son los responsables de la serie «Cuéntame», cuya productora a punto estuvo de llevársela a otra cadena tras el titubeo de TVE de seguir emitiéndola. Pero mientras Imanol y Ana Duato (también acusada) no sean declarados culpables, pueden seguir trabajando y en estos momentos se rueda la decimoctava temporada. Hoy, acudir a esas grabaciones es la única ocupación de un Imanol que hasta no hace mucho era habitual en fiestas y eventos sociales. Al parecer, está totalmente descompuesto y sin ganas de ver ni de hablar con nadie.

Crisis muy seria

Incluso, en algunos círculos se comenta que la pareja podría estar atravesando una crisis muy seria. Sin embargo, y respondiendo a una llamada de ABC, la propia Irene Meritxell desmiente esos rumores y asegura que ella se encuentra fuera de España por motivos de trabajo.

La lejanía de Irene también puede que haya hecho mella en Imanol, quien ha preferido alejarse de todo salvo de «Cuéntame», en cuya grabación la tensión se masca en el ambiente. Todos tienen que hacer un doble ejercicio de interpretación para estar bien en sus papeles de los Alcántara y compañía... y aguantar el papelón de la vida real.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios