Estilo - Gente

Emma Thompson viaja al Ártico para denunciar los peligros de las prospecciones petroleras

La actriz ha involucrado, a través de sus redes sociales, a otras grandes personalidades como Leonardo DiCaprio, Oprah Winfrey o Pierce Brosnan

Emma Thompson en el Ártico
Emma Thompson en el Ártico - Greenpeace

La reconocida y galardonada actriz británica, Emma Thompson, ha viajado hace unas semanas al Ártico canadiense con Greenpeace. Por dos semanas, y acompañada por su hija Gaia, navegó en el barco de la organización Arctic Sunrise y ha recorrido el territorio del pueblo Inuit para mostrar su apoyo ante las amenazas a la que se enfrentan por el deshielo. También, ha conocido de primera mano los efectos de las prospecciones sísmicas que tienen lugar en la zona.

Amenazas

Desde hace años, la comunidad de Clyver River ha estado luchando contra la amenaza de las prospecciones petroleras en las aguas del Ártico. Mediante cañones de aire, que emiten explosiones cada diez segundos las 24 horas del día, las compañías petroleras buscan los puntos donde perforar para encontrar petróleo.

Dichas detonaciones emiten un sonido de 259 decibelios, que pueden causar daños irreversibles en especies como las ballenas o los narvales que dependen del oído para comunicarse y orientarse. Pérdida de oído, alteración de las rutas migratorias, aumento de los niveles de estrés y mayor incidencia de que queden atrapados en el hielo son algunos de los daños documentados. Clyver Rider dependen de estos animales y de un medio marino sano para poder sobrevivir.

«Los Inuit son los que están en primera línea de fuego. Pero realmente estamos aquí para defenderles a ellos y a nosotros mismos, porque si el Ártico se derrite nos afecta a todos», explicaba Emma Thompson desde Clyde River. «Esta es una comunidad muy pequeña y las empresas petroleras están entre las multinacionales más poderosas del mundo», agregó.

Protección

La intérprete, escritora y activista es una de las muchas personalidades internacionales que lucha activamente por la defensa del Ártico. Thompson estuvo ya embarcada con Greenpeace en 2014 y desde entonces ha participado en varias acciones de la organización, entre ellas la que tuvo lugar frente a petrolera Shell.

Emma Thompson se dirigió a los delegados de Naciones Unidas que se encuentran reunidos para negociar un tratado para la protección de las aguas internacionales de los océanos. Tan solo el 1% de estas aguas se encuentran protegidas actualmente, a pesar de albergar zonas de gran riqueza en biodiversidad como por ejemplo las aguas internacionales del océano Ártico.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios