Estilo - Gente

El drama familiar de Alonso Caparrós

El presentador reconocía hace unos meses que su adicción a las sustancias ilegales le había llevado a tocar fondo al perder su trabajo y su personalidad

Alonso Caparrós - ABC
ABC Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo Gente

Alonso Caparrós (Madrid, 1970) no pasa por su mejor momento. Hace unos meses, el expresentador del popular programa «Furor» confesó en televisión sus problemas con las drogas, una adicción que le llevó a tocar fondo al perder su trabajo y su personalidad.

Pero el drama que ha vivido todavía no ha terminado. Su padre, Andrés Caparrós, se sentó el pasado sábado en el espacio «Deluxe» para hablar de su hijo, con el que no guarda ningún tipo de relación desde hace seis meses. Su familia no lo ha pasado bien y ha sufrido mucho por Caparrós, ya que también lo han vivido en primera persona.

«Es muy difícil ser padre cuando tienes un hijo drogadicto», confesaba Andrés ante los espectadores. El padre del presentador también explicó que en los momentos en los que su hijo no ha estado bien, ha sentido impotencia y se ha preguntado en numerosas ocasiones si ha hecho todo lo que estaba en su mano.

Caparrós, que se encontraba en una sala próxima y había escuchado todo lo que había dicho su progenitor, quiso salir en directo para dejar claro algunas cosas a su padre. Una conversación que él consideraba pendiente. Los espectadores fueron testigos de un duro enfrentamiento en el que Alonso arremetió varias veces contra su padre y al que le acusó de ser el causante de la ansiedad de su madre y de que esta tenga que tomar medicación: «Mamá lleva 20 años medicada por tu culpa».

Un juguete roto

Alonso Caparrós fue una estrella de la televisión a finales de los 90. Con tan solo 20 años, María Teresa Campos le ofreció colaborar en «Pasa la vida», su programa matinal en TVE. Pronto, su rostro se empezó a popularizar e hizo sus primeros pinitos en el mundo del cine con la película «Perdona bonita, pero Lucas me quería a mí», algo que no le acabó de llenar.

Su gran momento llegó en 1997 de la mano de Antena 3. La cadena le ofreció presentar el espacio que le hizo popular, «Furor», y tras este llegó «Menudas estrellas», en el que sustituyó a Bertín Osborne. Por aquel entonces, Caparrós ya había comenzado el camino de la mala vida. De hecho, en el programa «Sálvame» desveló que la época en «Furor» fue muy dura. «Llegaron a atarme las piernas al taburete para que no se me movieran (...). Durante una época de mi vida podría haber muerto prácticamente todos los días», confesó sobre uno de los peores momentos de su vida.

Caparrós durante un programa de «Furor»
Caparrós durante un programa de «Furor»- ABC

El presentador dice haber contado este capítulo de su vida por su familia, que son quienes más sufrieron su adicción. «Espero que estén orgullosos. Lo hago también para que la familia de mi esposa sepa también con quien se ha casado», declaraba. A partir de ahí, su presencia en televisión solo fue a menos. Participó como concursante en «La granja», «Mira quién baila» y «GH VIP».

Su gran apoyo siempre ha sido su hija Claudia Caparrós Alarcón, fruto de su relación con Elena Alarcón. Tras la ruptura, después de cinco años, la joven vivió con su madre, pero nunca se desvinculó de su padre.

Toda la actualidad en portada

comentarios