Ivana Trump
Ivana Trump - AGENCIAS

Donald Trump ofrece a su exmujer Ivana ser embajadora de EE.UU. en la República Checa

Sin embargo tuvo que rechazarlo para poder preservar su «vida perfecta»

MadridActualizado:

La exmujer del presidente de Estados Unidos Ivana desveló el pasado jueves que Donald Trump le ofreció la oportunidad de ser embajadora de su nativa República Checa, pero lo rechazó para poder preservar su «vida perfecta». «Me ofrecieron ser embajadora de Estados Unidos en la República Checa y Donald me dijo: ‘Ivana, si lo quieres te lo doy’», dijo durante una entrevista con CBS. «Pero me gusta mi libertad, me gusta hacer lo que quiero, ir a donde quiero y con quien yo quiero, y allí no puedo permitirme este estilo de vida», y añadió, «¿Por qué le iba a decir adiós a Miami en invierno, a Saint-Tropez en verano y a Nueva York en primavera y otoño? Tengo una vida perfecta», sentenció la exmujer del magnate, de 68 años.

Tras estas declaraciones, la Casa Blanca no ha realizado ningún tipo de declaraciones al respecto, a pesar de que decenas de medios internacionales han exigido una explicación.

Ivana se crió en la Checoslovaquia comunista y se casó con Donald Trump en el año 1977, asociándose con él algunos proyectos inmobiliarios de alto perfil. La pareja se divorció en 1992, tras esto Ivana se ha casado y divorciado dos veces más y ahora mantiene un estilo de vida de en la jet-setting. Fruto de su relación nacieron Donald Jr, Ivanka y Eric.

«Mi madre es una mujer exuberante, llena de pasión por la vida y la aventura que vive le hace difícil permanecer en un lugar durante mucho tiempo», escribió su hija Ivanka Trumo en su libro publicado en 2009 «The Trump Crad». «Mis padres son sorprendentemente similares en ese aspecto, se separaron pero incluso cuando estaban juntos parecían distanciados igualmente, pero comparten el mismo enfoque en numerosos aspectos de la vida».

Ivana aseguró durante la entrevista que habla con su exmarido semanalmente e incluso le ha llegado a aconsejar sobre sus hábitos en Twitter. «Le dije: ‘Creo que deberías utilizar los tweets, es una nueva tecnología que permite expresar tus palabras correctamente, sin tener que perseguir al New York Times para que rectifique cada una de tus palabras. Es como enviar un mensaje directamente hacia la gente», explicó. «Es su forma de transmitir mensajes y tiene razón».