El Príncipe Harry y Meghan Markle
El Príncipe Harry y Meghan Markle - Kensington Palace

Desde tiaras hasta latas de conservas de piña, los regalos de bodas reales más sorprendentes

Aunque el Príncipe Harry y Meghan Markle han pedido que el dinero de los invitados se destine a donaciones caritativas, es posible que algún familiar sorprenda con algún presente

MadridActualizado:

Una boda es siempre uno de los eventos más importantes en la vida de una persona. Y cuando se trata de una boda real, puede llegar a ser el acontecimiento más relevante de todo un país. Con la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle a la vuelta de la esquina (este sábado, 19 de mayo), toca poner atención a uno de los indispensables en este tipo de ceremonias: los regalos.

A pesar de que los novios han mostrado su deseo de no recibir ningún tipo de obsequio y que todos los presentes lleguen en forma de donación económica a la caridad, seguro que más de uno tiene algún detalle con los futuros Duques de Sussex.

Los británicos tienen un amplio abanico de opciones para agasajar a los miembros de la familia real en el día de su boda. Cuando la Reina Isabel II y el Príncipe de Edimburgo se casaron recibieron una variedad de presentes muy peculiares.

Una taza de porcelana del conjunto Meissen
Una taza de porcelana del conjunto Meissen - PA Images

Entre los regalos oficiales se encontraba una tiara con diamantes y una delicada porcelana de Meissen. Sin embargo, el pueblo de Gran Bretaña de 1947 también quiso tener sus detalles con la monarca y al Palacio de Buckingham llegaron 131 pares de medias, 24 pares de guantes y 500 latas de conservas de piña.

Carlos y Diana de Gales se casaron 34 años después y recibieron un total de 6.000 obsequios, que iban desde la réplica de oro de un barco árabe hasta un tazón de vidrio Steuben. Entre los regalos tradicionales, en la época de los 80, triunfaron las teteras y las tostadoras, que les llegaban a través de correo.

Mesa de regalos de los Príncipes de Gales
Mesa de regalos de los Príncipes de Gales - PA Images

Un salto en el tiempo

En 2011, 64 años después, se casaron Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton. Los Duques de Cambridge recibieron los regalos oficiales por parte de los jefes de estado, entre los que destacaba una bicicleta tandem por parte del antiguo alcalde de Londres, Boris Johnson.

El británico Josh Broadway, de 27 años, confesó que le envió al Duque y la Duquesa de Cambridge para su boda un letrero de madera tallado a mano en el que se leía la palabra love. «Me sentía muy feliz por ellos y quería formar parte de la felicidad y de la boda de algún modo», afirmó.

Habrá que esperar a ver con que sorprenden tanto los oficiales como los británicos al Príncipe Harry y Meghan Markle, los que serán los próximos Duques de Sussex.