Estilo - Gente

Critican a Belén Esteban por traicionar a María José Campanario mientras estaba en el psiquiátrico

La colaboradora de televisión acude al programa «Sálvame Deluxe» para hablar de la situación de la mujer de Jesulín de Ubrique

Belén Esteban
Belén Esteban - ABC
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo Gente

Está siendo un verano duro para Belén Esteban. Aunque ha disfrutado de unas idílicas vacaciones con su novio, Miguel Marcos, la «princesa del pueblo» ha tenido que despedirse hace unos días de su hija Andrea Janeiro que ha decidido estudiar fuera de España, concretamente a Birmingham, donde realizará un grado superior de Comunicación. Una situación complicada para ella, que siempre ha permanecido muy apegada a su hija.

Por si fuera poco, la colaboradora televisiva ha tenido que hacer frente a numerosos comentarios que han circulado sobre María José Campanario que cuentan que, la mujer de Jesulín de Ubrique podría estar obsesionada con ella, incluso podría guardar cajas de zapatos con fotografías y reportajes suyos.

El cambio de look que se hizo, muy similar al de Belén Esteban, y datos que se han ido desvelando de su entorno más cercano han hecho que se comente la idea de que estaría obsesionada con la colaboradora, algo que resulta extraño. A todo esto quiso responder Esteban el pasado sábado en «Sálvame Deluxe», programa en el que desveló que había recibido una inquietante llamada de Campanario en la que esta no paraba de insistir en verla.

«De repente me dijo que me quería ver. Me dijo: 'Te quiero ver en tu casa'. Miguel me dijo que no con la cabeza. Ella insistía que quería venir a mi casa a verme y que no se enterara su familia. Le dije que el sitio menos apropiado era mi casa porque siempre está lleno de prensa confesó. Aún así insistía», dijo.

Pese a que no mantienen ningún tipo de relación, Esteban se quedó preocupada por ella: «Noté que su voz no estaba bien. Parecía nerviosa, alterada, como hablando muy rápido (hay que tener en cuenta que el nueve de agosto María José se encontraba ingresada en un psiquiátrico por su depresión y la fibromialgia que padece). Tras meditarlo, llamé a Jesús y le conté todo cómo fue y le dije que creía que como su marido debía saberlo. Su contestación fue colgarme el teléfono reconoció».

Y añadió: «No sé si está obsesionada conmigo, pero su tono era de querer tener una amistad conmigo. Lo que me asombró era en que quería tener una charla, y me insistía en que me habían hablado muy mal de ella. Me dijo también que estaba intentando convencer a Jesús para que pagara los estudios de Andrea».

Que hiciese caja hablando de María José Campanario en estos momentos tan duros para ella no ha sentado muy bien a algunos de sus compañeros. Kiko Matamoros fue uno de los que le reprochó su actuación, palabras que fueron apoyadas por muchos seguidores en las redes sociales.

Toda la actualidad en portada

comentarios