Kim Kardashian
Kim Kardashian - REDES SOCIALES

Constantino Mendieta, el cirujano de glúteos de las famosas

Kim Kardashian y Jennifer López son solo algunas de las celebrities que han pasado por su clínica

MADRIDActualizado:

Tras estudiar durante ocho años la anatomía humana, el cirujano plástico Constantino Mendienta se ha convertido en el escultor de glúteos favorito de las celebrities. Con más de dos décadas de experiencia, por su clínica pasan cientos de mujeres desde rostros conocidos como Jennifer Lopez o Kim Kardashian hasta amas de casa que desean rejuvenecer, modificar su silueta para sentirse mejor.

«Si antes la parte más odiada del cuerpo era la grasa, hoy esta materia es fuente de juventud, oro líquido para luchar contra el envejecimiento», asegura Medienta, quien considera que su trabajo ha ido «evolucionando» y no solo da forma al glúteo, sino que realiza su propia técnica en la que trabaja el cuerpo en 3D.

Este gurú de la nueva cirugía estética, que cuenta con más de 12.000 intervenciones, asegura que «realiza lipescultura y lipo-transferencia de grasa para conseguir un cuerpo como si estuviera muy trabajado con pilates y en el gimnasio».

Desde que se empezara a transferir grasa del abdomen o de los glúteos a otras zonas del cuerpo como mama u óvalos facial, la cirugía estética ha tomado otra dimensión, «es una revolución constante que permite al paciente remodelar su cuerpo como desee». Y añade: «Las mujeres desean una estética más elegante, más contenida».

El noventa por ciento de las cirugías de aumento de glúteos que realiza es mediante transferencia de grasa, «el resultado es muy natural», añade Mendieta, quien asegura que «no hay dos individuos iguales, por lo tanto, no se puede utilizar la misma técnica para todos los casos».

Desde que Jennifer López apareciera en los Grammy del año 2000 con un fabuloso vestido verde que le permitía lucir escote, abdomen y nalgas se puso de moda el aumento de glúteos. «Las mujeres desean una estética más elegante, más contenida», explica. Los glúteos son hoy lo que el pecho era en los años 80, esa zona del cuerpo que desea tener perfecta, bien sea con más cadera al estilo de Jennifer López o marcando cintura como Jessica Biel.

«En Estados Unidos se vive la remodelación de las nalgas como un auténtico tsunami, es la única intervención quirúrgica que se ha incrementado año tras año», confiesa. La gente quiere verse bien, potencia su autoestima y transmite energía positiva: «Los cirujanos somos psicólogos con bisturí».

La mujer quiere sentirse bien: «Aunque tengan que pedir un crédito, desea estar sexy a cualquier edad, más aún si se acaba de separarse, quieren volver a enamorarse sin temor a apagar la luz cuando se desnuden».