Estilo - Gente

Se complica el divorcio de Feliciano López y Alba Carrillo

El entorno del tenista considera un «despropósito» la exigencia de 120.000 euros de la modelo por seis meses (de los once que estuvieron casados) en los que convivieron en régimen de gananciales

Alba Carrillo y Feliciano López
Alba Carrillo y Feliciano López - REUTERS
BEATRIZ CORTÁZAR - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

Ni un millón ni un ¡hasta luego, Lucas! Al final, el dinero que Alba Carrillo (35 años), a través de sus abogados, solicita al tenista Feliciano López (35) para finiquitar su matrimonio de once meses es 120.000 euros. Esta cifra ha sido valorada en función de los seis meses en que convivieron como marido y mujer en régimen de gananciales, previos a que ambos firmaran ante notario la separación de bienes. Aunque la abogada de la modelo se resiste a confirmar o desmentir dicha cuantía, en algunos medios se ha filtrado la demanda de Alba. La situación no parece la más idónea para llegar a un divorcio de mutuo acuerdo. Fuentes muy cercanas al tenista toledano consideran un auténtico «despropósito» las condiciones exigidas por su ex. Feliciano no estaría por la labor de abonar semejante suma, salvo que un juez se lo exija.

La «novia cadáver»

Esta semana, López se encontraba en París disputando el torneo Masters 1.000, mientras Alba seguía enviando mensajes bastante evidentes a través de su red social. El día de Halloween decidió vestirse de «novia cadáver», que es una forma muy clara de manifestar la muerte de su matrimonio. Un final que ella jamás imaginó tan prematuro. «Es que, si Alba llega a suponer que Feliciano le iba a hablar de divorcio en tan poco tiempo, habría hecho muchas otras cosas, como no dejar alguno de sus trabajos o aceptar las ofertas que recibía», comenta una amiga de la modelo. Alba, de momento, sigue volcada en su hijo Lucas y especialmente en su madre, con quien se entiende de maravilla -comentan que son iguales, y no solo en el aspecto físico.

Los cercanos al deportista consideran que Alba sí ha sabido rentabilizar con creces su boda y recuerdan la cantidad de reportajes y photocalls que protagonizó los meses previos al enlace, y las exclusivas que se vendieron. Hasta ese mediático noviazgo, Carrillo era conocida por su participación en un concurso televisivo de modelos y por ser la madre del niño que tuvo durante su breve noviazgo con el expiloto Fonsi Nieto. Con Feliciano a su lado, y el brillo de los tenistas españoles muy cerca, su caché subió como la espuma.

Polémicas televisivas

Hoy todo es muy distinto. Las polémicas que ha protagonizado en los últimos meses en los programas de televisión por donde ha pasado han puesto de manifiesto el fuerte carácter de una mujer que físicamente parece una niña, pero que es capaz de enfrentarse a cualquier toro que la embista. Alba tuvo su desencuentro con Olvido Hormigos, a quien calificó de «mal ejemplo» como mujer y como madre. Hoy es presa fácil de la exconcejal socialista de Los Yébenes (Toledo), que no ha dudado en criticar el interés económico de la modelo por su divorcio. De la misma manera, se ha convertido en objeto de sorna para Alessandro Lequio o muchos otros tertulianos de televisión. «No tiene filtros, dice todo lo que le pasa por la cabeza y eso trae consecuencias», añade su amiga, quien confirma que profesionalmente Alba no se encuentra en su mejor momento.

Tras probar fortuna en Telecinco, en diferentes espacios, hoy su carrera televisiva está en stand by, al igual que su nombre para las campañas de promoción a las que antes ponía cara. «Ha perdido la imagen blanca que tanto gusta en ciertos productos, y por eso hoy está descartada para esas campañas», comenta un responsable de una agencia de medios. Y, de momento, los hechos avalan ese testimonio. Aunque acude como invitada a algunos actos sociales (el último fue la fiesta aniversario de la revista «Elle»), a la hora de facturar no está en ninguna lista desde que comenzó su polémico divorcio, que ella misma dio a conocer posando en exclusiva para una revista que hoy por hoy tampoco parece tener mucho interés en la que, en cuestión de tiempo, será la exmujer de Feliciano.

Independientemente de que Alba Carrillo tarde o temprano tenga que cambiar de línea de actuación para recuperar ciertas firmas, lo cierto es que se ha convertido en todo un personaje dentro de las redes sociales, donde se mueve como pez en el agua y recibe más apoyos que críticas. Sus fotos o comentarios levantan pasiones en muchos seguidores, que no dudan en animarla y respaldarla.

Mensajes cruzados

Precisamente en internet es donde también Feliciano cuenta con sus incondicionales y aprovecha para lanzar sus mensajes, que no siempre van dirigidos a Alba, a pesar de que siempre le busquen varias lecturas. En breve, el tenista volverá a Madrid y tendrá que reunirse con su abogado para zanjar el divorcio. Aunque en un primer momento se intentó llegar a un acuerdo y evitar todo tipo de polémica, a día de hoy parece imposible que los representantes legales de ambos puedan entenderse. Mientras que una parte exige 120.000 euros, la contraria considera un disparate esa cifra tan elevada. Además, recuerda que el día que se firmó la separación de bienes ante notario también se firmó un documento en el que se renunciaba a lo que hubiera podido generarse en los seis meses de gananciales, renuncia cuya validez legal hoy muchos cuestionan.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios