Publirreportaje

¿Las colonias con feromonas envían flechazos de amor?

Diversos estudios demuestran que podemos recibir incoscientemente señales y mensajes que envían las feromonas humanas, entre los que estarían los «flechazos de amor»

¿Las colonias con feromonas envían flechazos de amor?
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

Existe un gran misterio en torno a estas sustancias químicas, aunque diversos estudios demuestran que podemos recibir inconscientemente señales y mensajes que envían las feromonas humanas.

Tanto es así, que científicamente son consideradas «mensajes químicos», formando un completo sistema de comunicación, concretamente comunicación sexual. Y es que, lo queramos o no, el amor es más selectivo que romántico: los flechazos sí existen pero son consecuencia de una comunicación química entre dos cuerpos.

Pero, ¿qué son exactamente las feromonas humanas?, ¿cómo se detectan?, ¿es cierto que existen las fiestas de feromonas?, ¿influyen en los flechazos a primera vista?, ¿funcionan los productos con feromonas sintéticas como Phiero?

Las feromonas son sustancias químicas que segregan los seres vivos (casi todos los animales y plantas) y que tienen la capacidad de enviar mensajes y señales directas al cerebro receptor para generar diferentes acciones y respuestas en otros individuos de la misma especie, con el único objetivo de comunicarse y producir conductas sociales concretas; influyendo en el comportamiento y psicología de quienes nos rodean. Al igual que sucede con las huellas dactilares, que son únicas e irrepetibles, cada ser humano también tiene un olor propio que lo diferencia del resto, aunque sea imperceptible para el sentido del olfato.

Diversos estudios científicos afirman que existe una respuesta involuntaria de los seres humanos a las feromonas, incluso en concentraciones muy pequeñas. Por tanto, y aunque la controversia sobre el tema está servida, la mayoría de los informes al respecto resultan favorables acerca de la existencia y función de las feromonas humanas.

La base de los «flechazos» amorosos

Aunque existen diferentes clasificaciones, las feromonas que aún tienen su función en humanos son las sexuales y afrodisíacas, ya que se ha podido demostrar su efectividad como medio de atracción sexual.

Es el caso de la androstadionona y el estratetraenol. La androstadionona se encuentra en las axilas masculinas y en el semen, y es capaz de incrementar el nivel de cortisol, la hormona que activa el sistema nervioso simpático. Por su parte, el estratetraenol está presente en la orina y los genitales femeninos.

Estas dos feromonas se desarrollan durante la pubertad y se usan para identificar el sexo del otro individuo, a la vez que activan el hipotálamo: la primera de ellas lo hace en mujeres heterosexuales y hombres homosexuales; la segunda en hombres heterosexuales y mujeres homosexuales.

Detectamos las feromonas humanas a través del órgano vomeronasal (OVN), que está situado entre el paladar y las fosas nasales que, aunque no se aprecia a la vista, nada tiene que ver con el sentido del olfato. Envía una señal directa a la zona del hipotálamo, y hace que nuestro cerebro actúe de cierta manera, provocando una especie de encantamiento o imagen idealizada de la pareja o de la persona que estamos conociendo en ese momento.

MÁSQUESALUD

Son, por tanto, la base del llamado «flechazo de amor», esa atracción inmediata o conexión especial con otra persona que surge sin darnos apenas cuenta. Pero el cortejo en los seres humanos es más complejo que en los animales, por lo que es lógico que también influyan otro tipo de señales sociales y visuales como el atractivo físico y psicológico, el gestual, las circunstancias, entre otras.

Feromonas sintéticas, ¿funcionan?

La respuesta es sí. Las feromonas cuentan con numerosas aplicaciones en la industria, sobre todo para fabricar productos cosméticos. Y es que, aunque sean sintéticas, funcionan en el organismo de la misma manera que las naturales. Eso sí, no se producen los mismos resultados en todas las personas, ya que las feromonas actúan en mayor o menor medida en cada individuo. Y siempre es más favorable que exista atracción previa: ya sea con desconocidos, en primeras citas, o en pareja.

Entre todos los productos con feromonas que podemos encontrar en el mercado, lo más común es adquirir colonias o concentrados. Existen varias marcas que ofrecen productos con feromonas tanto para hombres como para mujeres. Pero mucho ojo con los productos falsos: es necesario asegurarse de adquirir aquellos que contengan feromonas reales y de alta calidad. Una de las marcas más valoradas en el mercado, con certificados de calidad, es Phiero, que además de colonias cuenta con el concentrado más potente del mercado (concentración del 20% en feromonas).

Fiesta de feromonas, la última moda

Así es. Las pheromone parties (fiestas de feromonas), surgieron en California en el año 2012 y se han ido extendiendo por todo EEUU y Europa. En estas fiestas es muy probable encontrar una pareja ideal o lo más afín posible, ya que se elige a través del olor. Los participantes simplemente tienen que llevar en una bolsa una camiseta blanca de algodón (sin estampados para no influir en los gustos) con la que hayan dormido al menos un par de noches. De esta manera el sudor y, por tanto, el olor propio de cada persona se habrá impregnado en las fibras del tejido. También es importante no acudir a la fiesta con desodorante o colonia.

MÁSQUESALUD

Las bolsas se numeran con el mismo número de cada participante y se exponen durante la fiesta para que todos puedan olerlas y comprobar si se sienten atraídos por algún olor en particular. Si alguna persona quiere conocer al dueño/a de una camiseta, deberá alzar la bolsa, se le hará una foto que se proyectará en la sala y deberá esperar a que esa persona busque el número y se acerque para iniciar una conversación. Una buena alternativa para todos aquellos que sean demasiado tímidos.

Judith Prays, creadora y pionera de las pheromone parties, defiende que se trata de uno de los métodos más efectivos para ligar, pues las parejas que se forman en estos eventos tienen más probabilidades de construir un amor de verdad y duradero basado en la química.

Tal vez haya gente a quien no le agrade saber que nuestro organismo procesa tantos datos de manera involuntaria e incontrolable, pero debemos recordar que el ser humano (en términos de adaptación y supervivencia) necesita reproducirse para tener una descendencia y las feromonas humanas nos ayudan en la elección de la mejor pareja según la genética. Al fin y al cabo, se trata de otra manera de comunicarnos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios