Cindy Crawford
Cindy Crawford - ABC

Cindy Crawford anuncia su retirada de las pasarelas

Cuando está a punto de cumplir 50 años, la supermodelo ha decidido no reinventarse más

MadridActualizado:

Cuando solo faltan 20 días para su 50 cumpleaños, Cindy Crawford ha anunciado su retirada de las pasarelas. Aunque seguirá trabajando en la industria de la moda, la supermodelo ha asegurado a la revista «Rhapsody» que ya no quiere reinventarse más: «Estoy segura que voy a seguir siendo fotografiada durante 10 años más, pero no como una modelo más. ¿Qué más tengo que hacer? No puedo seguir reinventándome a mí misma. Ya no quiero».

La carrera de Crawford comenzó hace más de 30 años, cuando la modelo estadounidense tenía 17 años y presentaba un programa en la MTV. Una plataforma por la que consiguió que meses después diseñadores de la talla de Gianni Versace se fijaran en ella.

Así, la modelo comenzó a protagonizar innumerables portadas de revistas y campañas que pasarán a formas parte de los anales de la historia de la moda, como la de Pepsi. Y es que Crawford pertenece a ese exclusivo círculos de supermodelos de los 80, un grupo muy reducido al que también pertenecen otras grandes maniquíes como Claudia Schiffer, Elle MacPherson, Linda Evangelista y Naomi Campbell. Ellas fueron la armada invencible de la industria de la moda, las diosas del Olimpo, cinco jóvenes de belleza exótica, curvas y gran personalidad. Ellas no pasaban inadvertidas en los desfiles, pisaban fuerte. Si hubiera que buscar un origen al fenómeno «influencer» podría encontrarse en estas grandes de la época. Todas las mujeres del planeta querían ser como ellas, parecerse a la dulce y tímida alemana, tener la fuerza y personalidad de la pantera o las curvas de o a la australiana, que se ganó el apodo de «El cuerpo».

Sin embargo, una gran mayoría quería ser como la del lunar y tener esa misma marca cerca de la comisura de los labios. De esta misma mancha se enamoró Richard Gere, con quien la modelo se casó en 1991. Otra de las imágenes históricas protagonizada por Crawford fue la de su aparición con el actor en la gala de los Oscar de ese mismo años. Ella, enfundada en un vestido rojo intenso de Versace con gran escote, marcaba un antes y un después en las alfombras rojas.

Cuatro años después de aquel momentazo, la pareja daba por concluido su matrimonio. La modelo se dio otra oportunidad con Rande Gerber, su marido actual, con quien tiene dos hijos.