La actriz brasileña se saca un selfie con dos seguidores del FC Barcelona
La actriz brasileña se saca un selfie con dos seguidores del FC Barcelona - REUTERS

Así es Bruna Marquezine, la modelo que deslumbró en la fiesta de cumpleaños de Neymar

La pareja vive una relación llena de idas y venidas. Su última reconciliación ocurrió el pasado diciembre, gracias a la intervención de Izabel Goulart, pareja del portero del PSG

MADRIDActualizado:

Nadie sabe a ciencia cierta si Neymar Jr. es feliz en el Paris Saint-Germain. Los rumores de las malas relaciones en el vestuario y los pitos de su afición dicen una cosa. El entorno del jugador, la contraria. Y entre dimes y diretes, el brasileño sigue callado y disfrutando de la noche parisina, como demostró con su impresionante fiesta de cumpleaños.

Ante sus compañeros en el terreno de juego y otros tantos invitados ilustres, Neymar sopló sus 26 velitas acompañado de su novia, la actriz y modelo brasileña Bruna Marquezine. Una belleza de 22 años que eclipsó a su novio ante los flashes.

Marquezine y Neymar mantienen una relación intermitente desde el año 2013. La última vez que rompieron fue en 2017, y aunque parecía que a la tercera iba la vencida y ni un milagro lograría que volvieran juntos, fue precisamente un «ángel» quien unió de nuevo sus caminos. Izabel Goulart, modelo de Victoria's Secret, gran amiga de Neymar y novia de Kevin Trapp, portero del PSG, hizo de mediadora entre las dos partes.

Una publicación compartida de Bruna Marquezine ♡ (@brumarquezine) el

Goulart se las ingenió para juntar a Neymar y a Bruna en Navidad en el paradisiaco archipiélago de Fernando de Noronha (Brasil), donde surgió de nuevo la chispa. Desde entonces, la modelo se ha intercambiado multitud de mensajes cariñosos con la brasileña, animándola a mudarse a París lo antes posible.

Contra la «dictadura de la mujer delgada»

A pesar de su corta edad, Marquezine es consciente del tirón y la fama que tiene en su país natal, gracias a su participación en telenovelas como «Deus Salva o Rei», su último trabajo. Su aparición como la princesa Catarina levantó multitud de especulaciones por su delgadez, a lo que la propia Bruna explicó que todo se debía a su trabajo y pedía no asociar delgadez con belleza.

Una publicación compartida de Bruna Marquezine ♡ (@brumarquezine) el

«Yo tengo una cara aniñada, y para interpretar al personaje de Catarina necesitaba una expresión más madura. No adelgacé de un día para otro ni sacrifiqué mi salud», se defendió la actriz, quien inclusó descubrió durante su preparación para el personaje que sufría de hipertiroidismo.

«Yo he perdido peso por una cuestión de trabajo, no por una presión estética. La gente ya vive en esa dictadura de la mujer delgada y el cuerpo perfecto, pero no tenemos por qué encajar en ese patrón. Yo sé cuánto daño hace esto a las mujeres», denunció la joven.