El matrimonio Macron con la Premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai
El matrimonio Macron con la Premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai - AFP

Brigitte Macron criticada por enseñar las piernas durante una reunión en la ONU

Después de las incontables críticas hacia los conjuntos polémicos Melania Trump en determinados actos oficiales, llega el turno de la primera dama francesa

MadridActualizado:

La primera dama francesa Brigitte Macron viajó a Nueva York la pasada semana junto a su marido Emmanuel Macron para participar en una reunión en la Asamblea General de la ONU con la Premio Nobel de la Paz, Malala Yousafzai, para tratar el tema de «la educación de las niñas, y cómo Francia puede ayudar». Para la ocasión, Brigitte eligió un vestido negro corto de Louis Vuitton que dejaba al descubierto sus piernas, algo que no ha gustado demasiado a la prensa internacional.

No es la primera vez que la primera dama aparece con este tipo de vestidos y faldas cortas, sin embargo muchas personas han tildado de «inapropiada» su elección para un acto tan solemne. El propio Emmanuel Macron twitteó una foto del encuentro, en la que la primera dama deja al descubierto gran parte de los muslos, lo que ha ocasionado una ráfaga de críticas en redes sociales.

El día anterior, un vestido blanco adornado con encaje negro (siempre de Louis Vuitton ) ya había hecho hablar a los medios de comunicación internacionales. La revista Ok! describió a Brigitte Macron como «una de las primeras damas más controvertidas, debido a la diferencia de edad de su pareja, pero también debido a su estilo de vestir a veces inadecuado para una mujer de 64 años». Sin embargo no todo han sido críticas, el periódico británico The Observer dijo que «su armario parisino estaba perfectamente adaptado a Nueva York».

La edad de Brigitte Macron empeora los ataques, pero este tratamiento -positivo o negativo- se realiza prácticamente a diario sobre todas las primeras damas, princesas y reinas. El pasado mes de junio, la exprimera dama de Estados Unidos Michelle Obama se quejó durante una entrevista de haber sido examinada en cada una de sus apariciones por sus trajes, mientras que su marido pasaba desapercibido. Fue capaz de «usar el mismo esmoquin durante ocho años sin que nadie se diera cuenta», dijo la mujer de Barack Obama en una entrevista con la revista femenina francesa «Madame Figaro».