Estilo - Gente

Berlusconi, a un paso de rebajar la millonaria pensión a su exmujer

Durante los tres años precedentes al divorcio el magnate pagó tres millones al mes. Un tribunal la rebajó a dos, cifra que se considera aún estratosférica

Silvio Berlusconi junto a su exmujer Veronica Lario
Silvio Berlusconi junto a su exmujer Veronica Lario - ASOCIATED PRESS
ÁNGEL GÓMEZ FUENTES - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

Pagar a su exmujer tras el divorcio dos millones de euros al mes de mantenimiento es una cifra estratosférica, aunque uno sea multimillonario, como es el caso de Silvio Berlusconi (80 años), entre los más ricos de Italia, con una fortuna de unos 7.000 millones de euros, según Forbes. Así lo ha establecido el fiscal general del Tribunal Supremo, que rompe una lanza a favor del recurso del exprimer ministro, quien durante la fase de separación de su exmujer Veronica Lario (60 años) le pasó un cheque mensual de dos millones.

La señora Lario inició el proceso de separación en mayo del 2010, tras acusar al marido, en una carta abierta publicada en los medios de comunicación, de cortejar a jóvenes menores de edad. Se inició entonces un «culebrón» que llevó a Berlusconi a jurar por sus hijos que no había tenido relaciones sexuales con menores. En el 2013 los jueces del Tribunal de Monza establecieron que el exprimer ministro le debió pasar un cheque mensual de 3 millones de euros durante la fase de separación (tres años). La justicia italiana considera que, durante el periodo de separación hasta que llega la sentecia de divorcio, el cónyuge con ingresos menores tiene el derecho a gozar de un nivel de vida similar al que mantenía durante el matrimonio. Berlusconi recurrió esta sentencia y en septiembre del 2014 el Tribunal de apelación de Milán rebajó esa cantidad a dos millones al mes. Pero el exprimer ministro tampoco digirió bien la sentencia y se le atragantó la cifra de dos millones al mes. Berlusconi recurrió al Supremo y ahora la fiscal Francesca Ceroni, que debe confirmar o rechazar la sentencia del Tribunal de apelación, considera que esa cifra es desorbitada. La posición de Francesca Ceroni será determinante para que en la sentencia del Tribunal Supremo que se hará pública en los próximos días se le recorte la cantidad de dos millones de euros al mes.

Aparte de esos dos millones mensuales que los jueces establecieron para la fase de tras años de separación, el Tribunal de Monza fijó en la sentencia de divorcio de febrero 2014 que Berlusconi debía pagar un cheque vitalicio a su exmujer de 1.400.000 euros al mes, cifra que también recurrió el líder de Forza Italia ante el Tribunal de apelación de Milán, cuya sentencia se espera antes de fin de año.

Berlusconi, coleccionista de villas

Parece claro que Silvio Berlusconi, padre de cinco hijos (dos de su primer matrimonio con Carla Dall’ Oglio, Marina y Pier Silvio; y los tres del segundo con Veronica Lario: Barbara, Eleonora y Luigi) y con diez nietos, se ha vuelto ahorrador y piensa en hacer inversiones inmobiliarias. Durante un tiempo dijo que debía apretarse el cinturón, pero ahora ha decidido ampliar la colección de sus lujosas villas. Medios italianos señalan que se acaba de comprar otras dos en Cerdeña: Una de tres millones de euros, y la segunda por unos dos millones. Son contiguas a Villa Certosa, seguramente con la intención de blindar aún más la amada residencia de Silvio Berlusconi en Porto Rotondo. Con sus 120 hectáreas de parque y 4.500 metros cuadrados cubiertos, está considerado uno de los complejos inmobiliarios privados más caros del mundo, con una valoración superior a los 400 millones de euros. Villa Certosa fue también sede para los festines de «bunga bunga» de Berlusconi, quien para impresionar a sus huéspedes convirtió la residencia en un paraíso, incluyendo excentricidades: cuenta con un volcán artificial, anfiteatro antiguo, rarísimos cactus y un ingreso desde el mar en una gruta al estilo James Bond.

Además de Villa Certosa, la más famosa es Villa San Martino en Árcore (Milán), su preferida, que acoge el mausoleo de familia, biblioteca y colección de pintura. Villa Belvedere de Macherio, en la provincia de Monza, cerca de Milán, es otra gran residencia, valorada en más de 70 millones de euros: con un terreno de 120.000 metros cuadrados, 70 habitaciones y un parque interminable. Berlusconi tiene además mansiones en Portofino, Lesmo, Saint Moritz y Villa Comalcione (lago de Como). Conserva también otra villa en Antigua, isla del Caribe. Todo un lujo inmobiliario en bellos parajes, cuyo mantenimiento le cuesta al magnate unos 15 millones de euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios