Estilo - Gente

Berlusconi, ingresado en una clínica de Nueva York

El exprimer ministro se somete a un chequeo médico, tras su operación al corazón en junio pasado, librándose así de asistir a un juicio en Milan relacionado con el bunga bunga

Silvio Berlusconi
Silvio Berlusconi - EFE
ÁNGEL GÓMEZ FUENTES Corresponsa En Roma - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

Silvio Berlusconi se encuentra en Nueva York para poner a punto su corazón y sus negocios. Y de paso, se ha librado de asistir ayer, lunes, a un juicio relacionado con el célebre bunga bunga, las fiestas en su residencia, que él llamaba cenas elegantes, con jóvenes y prostitutas. Berlusconi, tras celebrar en familia su 80 cumpleaños, en su residencia de Arcore en Milán, el 29 de septiembre, cogió un avión para hacerse un chequeo médico en Estados Unidos. Ayer se supo que el exprimer ministro está internado desde el viernes en el Presbiterian Columbia University Medical Center de Nueva York, uno de los más grandes y más prestigiosos hospitales norteamericanos.

La noticia ha trascendido porque los abogados del ex cavaliere presentaron la documentación en el juicio conocido como «Ryby ter», que se reanudaba ayer en Milán, solicitando que fuera pospuesta la audiencia preliminar para Berlusconi por «legítimo impedimento». Sus abogados, Federico Cecconi y Franco Coppi, precisaron en la instancia de solicitud que Berlusconi se encontraba en Estados unidos para someterse a algunos exámenes médicos, después de su operación a corazón abierto el 14 de junio, con sustitución de la válvula aórtica. Precisan, además, que el ingreso se ha hecho necesario por descompensaciones e inflamaciones ligadas al postoperatorio.

Berlusconi vuelve así a Estados Unidos para curarse el corazón, justo diez años después de que le instalaran un marcapasos en Cleveland, en Ohio. Medios italianos subrayan que Silvio Berlusconi habría querido hacerse un chequeo médico para comprobar hasta qué punto está en condiciones de bajar nuevamente a la arena política, con vistas a la campaña sobre el referéndum para la reforma de la Constitución, que se celebrará el 4 de diciembre, una consulta clave para el futuro de Italia. El líder de Forza Italia, un partido que está en proceso de refundación porque ha perdido millones de votos y hoy solo cuenta con un 10 por 100 de consenso electoral, se ha pronunciado abiertamente contra la reforma constitucional del primer ministro, Matteo Renzi.

El viaje a Nueva York de Berlusconi estará también relacionado con sus negocios. Tras la venta del Milan en agosto a un grupo chino por 750 millones de euros, medios italianos comentan que Berlusconi podría encontrar al magnate australiano Rupert Murdoch, para vender Mediaset Premium, su televisión de pago en crisis por las fuertes pérdidas: 100 millones en el balance del primer semestre.

Con su viaje a Nueva York, Berlusconi ha conseguido que la audiencia en Milán haya sido pospuesta para el 15 de diciembre. En el «Ruby ter» el líder de Forza Italia está acusado de «corrupción por falso testimonio ante la justicia», un delito para el que están previstas penas entre 6 y 12 años de cárcel. Concretamente, a Berlusconi se le acusa de haber «comprado» con más de diez millones de euros el silencio o el falso testimonio de una veintena de jóvenes, entre ellas la marroquí Ruby «robacorazones» –menor de edad cuando conoció al exprimer ministro-, en el proceso del caso Ruby. En ese juicio, el magnate fue absuelto de forma definitiva en marzo 2015 de las acusaciones de prostitución de menores y abuso de poder.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios