Belén Esteban ataca a Gustavo González
Belén Esteban ataca a Gustavo González - Telecinco

Belén Esteban saca las uñas en «Sálvame» para defender el anonimato de su hija

Gustavo González le espetó ala colaboradora que había puesto un «cortafuegos» con el tema de su hija y lo respetan todos

MadridActualizado:

Desde que hace un mes Andrea Janeiro enviase un comunicado a los medios en el que anunciaba que no quería ser un personaje público, nada se ha hablado de ella en «Sálvame», en el programa del corazón por excelencia. No se sabe si porque su madre es una de las principales colaboradoras o por temor a ir a los tribunales con la hija de Belén Esteban y Jesulín de Ubrique por una posible demanda «de responsabilidad civil por intromisión a su honor, intimidad y propia imagen», según reza el comunicado.

No se había hablado nada de Andrea hasta ayer por la tarde, cuando Gustavo González le espetó a Belén Esteban que había puesto un «cortafuegos» con el tema de su hija y lo respetan todos. Este comentario ha encendido a la colaboradora que no ha dudado en responderle: «Perdona, yo no lo he puesto, lo ha puesto ella que tiene 18 años. ¡Que lo hagan tus hijos, que la mía lo ha decidido y lo tengo que hacer porque ella quiere! ¡Cuidado, eh!», dijo visiblemente molesta. «Tú sabes lo que me dijo una vez? Me dijo que porque tú hayas cometido cosas, yo no las tengo que pagar’ ¡Y yo me las tengo que callar!», confesó la colaboradora.

Recordemos que en el comunicado emitido, la hija del torero y la estrella de la televisión, dejaba claro que no quería bajo ningún concepto convertirse en una personaje público: «Con motivo de la presión mediática a la que me estoy viendo sometida, muy especialmente desde que alcancé la mayoría de edad, quiero decir públicamente a los medios que pongan fin a dicha situación y a la vulneración de mis derechos al honor, la intimidad y a la propia imagen que se viene produciendo a lo largo de los últimos meses», decía en el escrito. «Ruego y agradeceré que se respete mi deseo, y mi pleno derecho, de vivir en el más estricto anonimato; reservándome, en caso de no ser así, las acciones legales que procedan para salvaguardarlos».

Ante la presión a la que se vio sometido Gustavo González tras la confesión y los gritos de la princesa del pueblo, el paparazzi contraatacó hablando de su propia familia: «¡Pues lo mismo te digo, porque de los míos no he dicho ni el nombre!», fue en ese momento cuando María Patiño decidió intervenir en la discusión: «quienes protegen a tu familia son tus compañeros, porque hay una serie de personas que, aunque no te lo creas, tienen afecto por ti... y respeto», aseguró.