Estilo - Gente

Una azotea para la nueva estación

Todo experto en el arte de la mesa coincide en una cosa: Al español nos da pereza abrir las puertas de nuestras casas

Disfrutar de un buen «brunch», una limonada o un «open-house» siempre es buena opción para compartir
Disfrutar de un buen «brunch», una limonada o un «open-house» siempre es buena opción para compartir - B. D. Alonso
PATRICIA ESPINOSA MONTEROS Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

El otoño está de regreso y cualquier momento para compartir puede ser bueno. Pero todo experto en el arte de la mesa coincide en una cosa: Al español nos da pereza abrir las puertas de nuestras casas.

Para desmontar este mito y recuperar la buena costumbre de invitar, hemos pedido a cuatro profesionales especializados cada uno en un área del arte de recibir, que nos hicieran un experimento.

Se trata de montar en una mini terraza urbana con vistas, aprovechando el buen tiempo, la misma mesa, adaptada para tres ocasiones diferentes: un brunch para trasnochadores al mediodía, una limonada fresquita a media tarde y una «open house moderada» al anochecer o sea, un picoteo. Detrás están: en los fogones Borja Artiñano de Pocheville Catering: (www.pochevillecatering.com ), al mando de la intendencia, Mara Andrada-Vanderwilde de Lemosin Plata (www.lemosin.es ), encargada del atrezzo y decó, Pepa Yuste de My Vintage Corner (pepa-yuste@telefonica.net ) y Mar Nebot junto a Giovanna Zaino de Mar & Gio (www.marandgio.com), que se ocupan de las flores.

Mesas veraniegas
Mesas veraniegas- B. D. A.

Todos ellos forman equipo haciendo montajes. Se nota que se compenetran y que enfocan desde el mismo ángulo. Son rigurosos, puntuales, organizados y desde luego, no llegaron a este mundo anteayer. Tienen horas de rodaje y han visto, por trabajo y por placer, todo y de todo en esta área.

Ellos creen que hemos perdido el concepto y el arte de compartir. Cada vez comemos mejor, pero hemos olvidado el placer de sentar a un grupo a tu mesa, pero ellos (y nosotros) están empeñados en demostrar que recibir en casa no es ni caro ni difícil, lleva menos tiempo de lo que parece y siempre sale mucho mejor, más personal y único.

Brunch al mediodía

A la hora montar un brunch, es necesario tener el cuenta las recomendaciones de los expertos para que todo salga bien. Entre los primeros «tips», aconsejan organizarlo con mucha antelación. Cuando se trata de las picadas, es esencial evitar ajos y quesos fuertes que puedan perjudicar el olfato y/o concentración de las personas con las que estemos charlando. Si pensamos en las bebidas, no podemos pasar por alto los cocteles frescos. El Bellini es ideal. Si no hay servicio, preparen mesa auxiliar con todo lo necesario y el doble de hielo de lo que estaba previsto. Definitivamente no son todos los puntos a tener en cuenta, pero si cumplimos la mayoría, seguramente evitamos que el brunch se convierta en un desastre o momento incomodo para los invitados.

Es imprescindible mezclar vajillas
Es imprescindible mezclar vajillas- B. D. A.

Pepa Yuste se ocupa de vestir la mesa y los asientos. Para cubrir una mesa de Brunch, tiene en cuenta por supuesto, los colores, la caída y la calidad de la tela, pero cualquiera puede servir. Dicta un «no» rotundo a los coordinados. Estas telas de aire romántico, se ha comprado por metros en Ana Moreno de Indigo (castelló 9, Madrid).

Para Mara Andrada-Vanderwilde, es imprescindible mezclar vajillas, en este caso platos franceses años 20 y otros Mason’s antiguos. Para los frutos rojos ha elegido una joya de copas de champagne de ValSaint Lambert y para el tabulet unas francesas años 20. La cubertería es Ercuis años 20 y los cuchillos con mango de ébano Nogent años 50.

Mar y Giovanna, han decorado con hortensias, rosas, flores de cera y eucaliptus, en jarrones Savoy de Alvar Aalto cayendo a su aire y en pequeños soportes -cualquier bote puede servir. ¿Lo mejor?: el eucaliptus es antimosquitos.

Borja Artiñano, de Pocheville Catering es el encargado de idear el menú que consiste en burrata de la Publia con tomates cherry y albahaca, Tabulet de verduras a la hierbabuena, ensalada verde con mini pensamientos comestibles aliñada con vinagreta de miel y mostaza de Dijon, un yakitori de pollo y copas de frambuesas y frutos del bosque.

Limonada por la tarde

Pepa Yuste monta la mesa esta vez con un mantel de damasco brocado y gordo, tipo indio de Pedro Ros (www.pedroros.com) también comprada por metros. Mientras lo hace, nos dice que hay que jugar siempre con lo que se tiene en el fondo de los armarios y que hay que perder el miedo a destapar lo que se tiene y sacarlo y exhibirlo. Por su parte, Mar y Giovanna, insisten en vigilar mucho los detalles como los baños siempre limpios y ordenados, flores, velas, toallas planchadas y recoger las usadas.

Mara ha elegido para esta merienda unos platos de merienda de loza inglesa, unas tazas de te de Limoges y cubiertos ingleses, vasos de cristal franceses de los 50 y decentro, una preciosa frasca de cristal antigua con grifo para la limonada.

Borja por su parte, ha seleccionado limonada con hierbabuena, auténtica protagonista de la mesa, dentro de una frasca antigua de cristal con grifo, rodeándola con una cesta para el Gateau Basque con crema de cereza, unos sándwiches de pan de pétalos de rosa, rellenos de huevo, mayonesa y berros, unos bastones de chocolate, mini brownies.

— ¿Cómo preparar una limonada americana?

Ponemos 400 ml de agua y 250grs azúcar en un cazo con unas cortezas de lima y de limón y llevamos a ebullición removiendo. Tras unos diez minutos a fuego muy lento, obtendremos un jarabe ligero. Dejamos enfriar el jarabe. Habremos obtenido aproximadamente unos 450 ml de jarabe. Para hacer una jarra de limonada, ponemos la mitad del jarabe (225 ml) en el fondo de una jarra amplia.

Cortamos 5 limones grandes y 2 limas por la mitad y a cada uno le quitamos una rodaja muy finita que también añadimos a la jarra para decorar. Exprimimos el zumo de los cítricos y lo echamos sobre el jarabe de agua y azúcar, rellenando la jarra con un poco más de agua fría y removiendo ligeramente. Añadimos el hielo y metemos cinco minutos la jarra a la nevera para que se termine de enfriar antes de servir.

Mesa con frutas y limonada
Mesa con frutas y limonada- B. D. A.

«Open-House» temprano

Para los que van a un espectáculo tardío: el mantel es un lino de rayas blancas y turquesas muy veraniego, de Pedro Ros y en el banco otro lino de Ana Moreno

Los Almohadones de telas de lenguas mallorquinas inglesas, los leones de Fu y los dragones de porcelana ingleses, son de la colección privada de Pepa, que las coloca una y mil veces pues «hay que probar bien su ubicación en la mesa, ya que las piezas deben dialogar. Anocheciendo, se debe de exagerar la iluminación: mucha vela y luz siempre indirecta, «nuestros padres tenían la manía de una luz de foco, pues no».

Los dulces tampoco pueden faltar
Los dulces tampoco pueden faltar- B. D. A.

Mara escoge unos platos Wood & Sun modelo Yuan, porcelana inglesa numerada, unas Rabaneras Vieux Rouen de loza francesa, Copas de champagne de Val Saint Lambert.

Plata francesa Ercuis y legumbreras de plata vitoriana, Copas azules francesas de cristal soplado. Porcelana inglesa de leones y pájaros azules los pájaros son antiguos. Los leones son españoles.

Entre las Flores encontramos: Rosas y eucaliptus dolomita splendid tipo esperanza. Crisantemo barca, flor de cera jarrón, Hortensia siempre cortada y espuela de caballero azul.

¿Cómo preparar la ensalada de tabulé?

Pelar y partir en cuadraditos muy pequeños 2 tomates y un pepino; disponer en una ensaladera. Picar una cebolleta menuda y añadir a lo anterior. Lavar, secar y picar las hierbas (manojo de perejil y de hierbabuena) y agregar a la ensaladera.

Verter 4 o 6 cucharadas de aceite de oliva virgen y rociar con el zumo de un limón. Salar y remover. Poner 3cucharadas de cuscús precocido en un recipiente, verter un poco de agua para que esponje, remover y dejar unos minutos.

Mezclar el cuscús con el resto de los ingredientes, cubrir la ensaladera y meter en la nevera 2 horas antes de servirlo. Recuerda que la ensalada debe quedar jugosa, con los ingredientes bien picaditos. El limón se añadirá un poco a gusto de cada persona; es mejor empezar con poca cantidad de zumo.

Frutas y ensalada, sanas y refrescantes
Frutas y ensalada, sanas y refrescantes- B. D. A.
Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios