Angelina Jolie y Brad Pitt
Angelina Jolie y Brad Pitt - GTRES

Angelina Jolie y Brad Pitt, un divorcio que nunca llega

Un juez ha autorizado a la todavía pareja a continuar las negociaciones de separación en privado

MADRIDActualizado:

Hace ya más de un año que el mundo se traumatizó con el anuncio de la separación de una de las parejas más exitosas y queridas de Hollywood, tras más de una década juntos. Brad Pitt (54 años) y Angelina Jolie (42) formaban un matrimonio envidiable que parecía que iba a durar siempre.

Después de protagonizar varias polémicas y escándalos en público, la pareja retomó su amistad, algo que parecía imposible. Las cosas entre ambos se normalizaron -en parte por el bien de sus seis hijos: Maddox, Zahara, Shiloh, Pax, Knox y Vivienne-. Tanto que en la actualidad todavía no han formalizado el divorcio.

De hecho, un juez acaba de aprobar que continúen con las negociaciones de divorcio en privado, lejos del ojo público. Fuentes cercanas al caso han comentado a la publicación «The Blast» que las conversaciones de la pareja están siendo «muy amistosas» y «pacíficas».

Entre las cosas qe tendrían que solucionar se encontraría la custodia de sus hijos y los derechos de visita de Pitt a los pequeños. El actor ya manifestó el pasado verano que le gustaría la custodia compartida con su todavía mujer. Además tienen que llegar a un acuerdo con las propiedades que tienen en común. Unos problemas que parece que no acaban de resolver, bien por sus diferencias o bien porque no están muy seguros de que querer seguir adelante con el divorcio.

Y es que no es la primera vez que surgen rumores de reconciliación entre ambos ni tampoco es nuevo que Jolie ha manifestado en alguna ocasión lo mucho que le quiere y que le echa de menos. Puede que con el tiempo consigan aparcar sus diferencias y puedan arreglar su matrimonio, después de que Pitt esté tratando de poner en orden ciertas cosas que Jolie no podía soportar más.

De hecho, Brad declaró en varios medios el verano pasado que se está «limpiando» y que ya no bebe nada de alcohol, únicamente toma zumo y agua con gas. Esta noticia es muy beneficiosa para la pareja, cuyos problemas supuestamente estarían muy ligados a la simpatía del actor por la bebida.