Estilo - Gente

Amador Mohedano contraataca duramente la demanda de Rocío Carrasco

El hermano de Rocío Jurado tras conocer la intención de su sobrina de llevarlo a los tribunales, se sentó en un plató de televisión para hablar sin censura de la situación dejando a «Rociíto» en muy mal lugar

Rocío Carrasco y su tío, Amador Mohedano - Gtres
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

Si la semana pasada saltaba el 'bombazo' de que Rocío Carrasco tenía la intención de demandar a su tío, Amador Mohedano, para «proteger su honor» tras la última entrevista concedida a un medio donde la tildaba de «interesada»; el hermano de Rocío Jurado no de ha quedado indiferente.

El pasado viernes Amador visitada el plató del 'Deluxe' para sacar a relucir toda la verdad que rodea a Rocío Carrasco, que dicta muy lejos de la imagen «noble y sencilla» que la mujer de Albiac ha dado hasta ahora en televisión. El ex marido de Rosa Benito no se ha dejado nada en el tintero y ha hablado de todas esas heridas abiertas en la familia que hacen impensable una reconciliación.

Mohedano fue desgranando uno a uno todos los temas que desde que falleciera la Jurado, retumban en el clan: herencia, traiciones, deslealtades. Antes de comenzar dejó claro que estaba dolido y cansado de la situación y que era el momento de hablar claro y ya no solo por él, sino por toda la familia. «José Ortega Cano no quiero a Rocío», así de rotundo habla el chipionero de su ex cuñado, confirmando que no hay ninguna relación entre Carrasco y su padrastro. Y agregó más: «Si el museo no se abre porque mi sobrina pide 30.000 euros además del 20 por ciento de las entradas que se vendan».

Pero la cosa no se quedó ahí, y confesó que nunca le gustó a Rocío Jurado la relación de su hija con Fidel, hasta el punto llegaba el nivel de desconfianza de Rocío, que tras el accidente que Rocío Carrasco sufrió, le pidió a él y a José Ortega Cano que cogiesen la caja fuerte que tenían en la casa que compartían y que cambiaran la cerradura para que Fidel Albiac no pudiese tener acceso a las pertenencias de su hija.

Otro de los episodios que enmudeció a los asistentes a la entrevista fue el episodio que relató Amador de cuando Rocío ya estaba muy enferma: «A escondidas de mí hicieron que Rocío estuviera en una gala de Navidad estando ya muy enferma», confesó. Él no estaba de acuerdo con que su hermana estuviera en la gala en esas condiciones y se negó a ir. «Mi hermana se arrodilló y me dijo que si yo no estaba ella no hacía la gala», recordó emocionado.

La familia dolida

Amador Mohedano se siente muy dolido por el rechazo que ha recibido por parte de su sobrina Rocío Carrasco en los últimos años, llegando a afirmar que siente desprecio por su parte. El chipionero no llega a entender el motivo por el que la hija de 'la más grande' se ha separado de toda la familia. Y para quien dudaran de su relación y si lo hacía por dinero Amador reconoció que no se sentaba en un plató sin antes haberlo hablado con los suyos y que cuenta con el total apoyo todos inclusive, José Ortega Cano y Gloria Camila. «Tito, tú lo tienes muy claro. La verdad es lo que tú dices y te apoyamos todos», le ha dicho Gloria Camila, algo muy similar a lo que le ha dicho su cuñado momentos antes de entrar en el plató.

Pena por los hijos de Rocío

Antes de irse Amador quiso compartir con todos que está de parte de Antonio David Flores como padre y que entiende su dolor: «Veo a sus hijos con necesidad de protección familiar. Les falta esa relación con nosotros». También ha declarado que la hija de Rocío Carrasco, que acaba de cumplir 20 años, sufre mucho con la situación que vive con su madre: «A ella le molesta ver que su madre dice que está pletórica porque no ha sido invitada. Ella ha llorado mucho y tampoco comprende porque su madre se comporta así con ella y su hermano».

Según ha declarado Amador Mohedano, y aunque no hay un motivo concreto para que Rocío Carrasco haya cambiado de manera tan radical con su pasado, desde su relación con Albiac habría cambiado mucho: «Rocío siempre compartía todo lo que tenía y ha cambiado mucho, se ha dado la vuelta como un calcetín y cuesta entenderlo». También ha sido muy comentada la relación que la hija de Rocío Jurado ha mantenido con sus hermanos. «No entiendo el distanciamiento de Rocío con sus hermanos. Creo que debería haber dado apoyo a sus hermanos en momentos como el de José Fernando. Gloria Camila está muy dolida. Ella ha intentado mantener el contacto con su hermana», concluyó diciendo Amador.

Lo que ha quedado claro es que esto solo es el principio de una guerra y tal y como parece estar Rociíto, que no pasa ninguna ya sea quien sea el que se pone frente a ella, todo apunta a que habrá reacción para limpiar su imagen que estas semanas ha quedado muy expuesta.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios