Estilo - Gente

Alba Carrillo prepara una nueva «confesión» sobre su divorcio

La modelo sigue siendo uno de los nombres que se barajan para el próximo casting de «GH VIP»

Alba Carrillo
Alba Carrillo - BELÉN DÍAZ
BEATRIZ CORTÁZAR Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

Cuando la modelo Alba Carrillo decidió dar un giro al proceso de divorcio que mantiene con el tenista Feliciano López, asumió que nada de lo que había hecho hasta la fecha le había servido. De entrada porque tal y como se anunció en ABC le ha encargado su caso a la letrada Teresa Bueyes, que es quien estudia ahora las condiciones que pretendía su defendida y que en el entorno del deportista consideraban un auténtico «despropósito».

Tampoco Bueyes puede dar más información de la que ella le permite, pero sí intentará lavar la imagen de la modelo que, en estos meses, ha pasado de ser la pobrecita esposa que la ponen de patitas en la calle a una polemista televisiva. «Alba es así. Puro carácter. No suele pensarse las cosas y prefiere guiarse por sus instintos», dice un buen amigo.

Lo cierto es que la modelo está dispuesta a hablar largo y tendido sobre su proceso de divorcio e, incluso, contar ciertos pormenores que hasta la fecha no ha narrado. En esas «confesiones» daría detalles sobre sus pretensiones económicas y uno de los puntos más conflictivos de este momento: la cláusula qué firmó cuando hicieron la separación de bienes y por la que renunció a los gananciales de los seis meses anteriores.

A pesar de todo, sigue siendo uno de los nombres que se baraja para el próximo casting de «GH VIP». Su presencia junto a la del exrepresentante de Belén Esteban, Toño Sanchís, o incluso hasta Gemma Sánchez, la supuesta amiga de Bigote Arrocet, sería uno de los platos fuertes. Puede que Alba no aguantara mucho dentro de la casa, pero sería un bombazo. En cuanto a la amiga de Bigote y su no presencia el pasado viernes en el programa «Deluxe» de Telecinco cuando estaba anunciado, ella misma aseguró que está deseando contar por qué la llamaron para decirle que no había tiempo para su entrevista. Independientemente de lo que pudiera o pueda contar, el sábado María Teresa Campos no pudo contenerse las ganas y, mientras Bigote cantaba en el plató de «QTTF», ella se levantó de su butaca para abrazarle delante de todo el mundo, con un gesto que pone de evidencia que siguen tan unidos como siempre.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios