EN SU PUNTO

Agustín Pantoja ya no es un «personaje de interés público»

Una sentencia del Tribunal Supremo dictamina que «no debe soportar un plus de intromisión en su vida» por ser hermano de Isabel Pantoja y haber cantado en los años 80

MadridActualizado:

El hermano de Isabel Pantojase ha convertido en el protagonista de una curiosa sentencia a la que podrá agarrarse en los distintos casos judiciales que tiene pendientes. Tras presentar y ganar una demanda (y un recurso posterior) contra una ex ayudante de la tonadillera, Pepi Valladares, por unas declaraciones vertidas sobre él en un programa de televisión en las que atentaba contra su derecho al honor e intromisión en su intimidad, el Tribunal Supremo ha dictado un auto con fecha 18 de mayo de 2016 y en el que se afirma que no es «personaje de interés público».

Según el escrito del Supremo, «los hechos que se relatan carecen de interés público, no forman a la opinión pública ni añaden nada a las esencias de las libertades públicas; el actor no es un personaje público que deba soportar un plus de intromisión en su vida, intimidad y honor, no se prodiga en la “prensa rosa”, su presencia es absolutamente secundaria como hermano de Isabel Pantoja y encargado temporalmente de sus asuntos; aunque el demandante fuera un cantante en los años 80, eso no menoscaba su derecho a prohibir ni su derecho a no ver perturbada su intimidad; la manifestación que hace la codenada de que al actor le gustaría vestir bata de cola es una alusión velada a la intimidad por quererse vestir como mujer».

Ese texto deja abierto un camino por el que Agustín Pantoja conducirá sus próximas denuncias. Que la Justicia considere que ya «no es un personaje público» le dota de la misma defensa que cualquier ciudadano anónimo «por lo que no se podrá decir que es de interés público», tal y como matiza su abogada, Cynthia Ruiz.

Sin duda, para Agustín este fallo ha sido una de las pocas alegrías que ha recibido en los últimos tiempos. Entregado en cuerpo y alma a su hermana y también a su madre, se ha convertido en el centro de muchas de las críticas que ha realizado su propia sobrina Chabelita, quien no ha dudado en señalarle como el culpable de muchos de sus problemas familiares. Guerras internas al margen, lo cierto es que en estos momentos si no fuera por la ayuda de Agustín no se sabe qué habría sido de una Isabel Pantoja que sigue encerrada a cal y canto en su finca de Cantora y sin una fecha marcada para volver a los escenarios. Aunque se han dicho muchas cosas sobre su vuelta, cercanos a la tonadillera me aseguran que no se ve preparada para actuar en España y que su deseo sería comenzar la gira en México, donde su fiel Juan Gabriel le sigue esperando con el disco que grabó antes de entrar en prisión y que muy pocos han podido escuchar.