Yolanda Cardo

David Bisbal y Chenoa: «Escondidos, solos por amor»

La canción que les unió en Operación Triunfo habla de amores clandestinos. Ahora, estos dos cantantes vuelven a estar solteros

Actualizado:

«Júrame, una y otra vez que tú / intentarás amarme más / sólo un poco más que ayer / como si fueras tú la vela y yo su luz / para iluminarnos tú y yo / casi nada muy poquito / dentro del cuarto en un rincón». Era enero de 2002 y Chenoa y David Bisbal subián al escenario de la gala número once de Operación Triunfo. Llegaban cogidos de la mano, intercambiaban miradas, Chenoa se mecía sobre el escenario y Bisbal se arrancaba con un «Bésame, mientras sientes la piel que hay detrás de mi piel». Aquella noche, cantando «Escondidos», marcó su relación. Y a la mayoría de los españoles que se sentaban los lunes por la noche frente al televisor para ver un programa que batía récords de audiencia.

Aquello fue toda una declaración de sentimientos, que nacían de la clandestinidad de un amor que había surgido en la academia, con besos detrás de almohadones y miradas penetrantes. Acabó el curso, pero no la relación de esta pareja que continuó durante tres años. A todos los seguidores de Operación Triunfo se les partió el corazón cuando una mañana aparecía Chenoa en la puerta de su casa destrozada, sin parar de llorar. A Bisbal le había podido el éxito y la había dejado por Elena Tablada (madre de su hija Ella) y Presidenta del club de fans del cantante.

Desde entonces, esta pareja de cantantes, que era la envidia de media España, han llevado vidas separadas y al mismo tiempo paralelas. Ella ha estado con cinco hombres -lo acaba de dejar con Javier Arpa, su guitarrista- y Bisbal ha estado con cinco mujeres -rompió hace poco con su última conquista, Eugenia «La China» Suárez-. El actor Álex González, David de María, Alain Cornejo y Curi Gallardo han sido las conquistas de Chenoa. Bisbal, por su parte, estuvo con Tablada; la diseñadora Marily Bianchi, Raquel Jiménez y Zuleyka Rivera.

Ahora sus vidas vuelven a cruzarse bajo un cartel que dice: «Estado sentimental: soltero/a». Quizá este sea el momento de reencontrarse de verdad. Desde luego sería el sueño de muchos de sus seguidores, aquellos que se emocionaron con «Escondidos» y aquella fuerza que les salía de dentro cuando cantaban aquel estribillo: «Escondidos / solos tu y yo / atrapados sin poder salir del interior / de tu interior / mientras que hacemos el amor».