Estilo - Bodas

Tirana se viste de gala para la boda del Príncipe Leka de Albania con Elia Zaharia

Será una ceremonia ecuménica en el Palacio Real de la capital albanesa. Doña Sofía figura entre los invitados

Tirana se viste de gala para la boda del Príncipe Leka de Albania con Elia Zaharia

El Palacio Real de Tirana es hoy escenario del enlace nupcial entre el Príncipe Leka (34 años), cabeza de la Casa de Zogu, con la guapa actriz y cantante Elia Zaharia (33). Para la boda se desplazarán hasta la capital de Albania numerosas personalidades europeas, buenas amigas de la Familia Real albanesa; entre ellas, la Reina Doña Sofía. No en vano, el padre del novio, el Rey Leka, fallecido en 2011, y su abuela paterna, la Reina Geraldina, vivieron un largo exilio en Madrid. La ceremonia tendrá carácter ecuménico, dado que la Familia Real albanesa es musulmana, el Príncipe Leka fue bautizado al poco tiempo de nacer como católico y la novia pertenece a la confesión ortodoxa.

El Príncipe Leka vino al mundo en el exilio en 1982, en la ciudad sudafricana de Johannesburgo. Es el único hijo de Leka I y de su esposa, la australiana Susan Barbara Cullen-Ward, quien murió en Tirana en 2004. La sala de maternidad donde el Príncipe nació fue declarada territorio albanés durante 24 horas por parte de las autoridades de Sudáfrica. Su abuelo, Zog I, primer Monarca de esta dinastía, se vio obligado a vivir en el exilio tras la invasión de Albania por las tropas italianas, en 1939. El padre del Príncipe Leka tenía entonces tres días de vida y junto a la Reina Geraldina, que antes de su matrimonio era una condesa húngara, residió en diversos países, entre ellos España, Rodesia (actual Zimbabwe) y África del Sur. En el año 2002, la Familia Real pudo regresar a su patria tras ser invitada por el Parlamento albanés. Sólo la caída del comunismo pudo obrar el regreso.

Amplia formación

Leka II, quien hoy se convertirá en un hombre casado, fue proclamado Príncipe Heredero cuando alcanzó los 18 años. Desde muy joven comenzó su preparación para servir a su país, graduándose en la Academia Militar Real de Sandhurst (Inglaterra) en 2005 y estudiando en su país Relaciones Internacionales y Diplomacia, así como cursos sobre Seguridad y Defensa en el Colegio de Defensa albanés. Desde que finalizó su formación, trabajó como asesor político en el Ministerio de Asuntos Exteriores, en el Ministerio del Interior y para el presidente de Albania hasta el año 2013. Fue entonces cuando decidió centrar toda su actividad como jefe de la Casa Real albanesa. También se ocupa de las propiedades de su familia en Albania y de la Fundación Reina Geraldina, creada en memoria de su querida abuela. Dicha fundación ayuda a las familias más vulnerables del país, así como a los huérfanos.

Leka afirma que los principios de la Monarquía albanesa han resistido al comunismo

Tras el fallecimiento de su progenitor, el Príncipe Leka se convirtió, el 30 de noviembre de 2011, en el Jefe de la Casa Real y Rey titular de los Albaneses. De su padre ha heredado la elevada estatura y de su madre, la simpatía, aseguran quienes le conocen. Por su parte, la novia, Elia Zaharia, es una guapa actriz nacida en 1983 en Tirana. Estudió Arte Dramático en Francia y ha formado parte del Teatro Nacional de Albania, así como en el reparto de varias películas. También destaca por ser una reconocida cantante en su país.

Su noviazgo con el Príncipe Leka ha sido largo, ya que ambos se conocen desde 2002; se comprometieron en París en 2010 y la boda se anunció el año pasado. Elia se ocupa, desde hace tiempo, de la Fundación Reina Geraldine. Ambos esperan conseguir que la Monarquía sea «una referencia» para los albaneses. El Príncipe Leka recuerda también que «aunque la Monarquía albanesa en sí solo existió durante un limitado periodo de tiempo, sus principios resistieron 50 años de la más dura dictadura comunista». Su prioridad ahora es que la institución sea una parte integrante de la nación y conseguir unir a los albaneses para construir las bases de un futuro estable. Y lo que es primordial para Leka es, a nivel personal, «mi responsabilidad a la hora de crear una familia».

Un toque español

Un toque españolPese a que hay pocos albaneses que recuerdan el periodo de la Monarquía con el Rey Zog, los más jóvenes esperan con interés y atención la que será la segunda boda real en el país, tras la de Zog con Geraldine en 1938. Y según se está filtrando a los medios de comunicación, la boda será espectacular. Habrá un toque español a través de la repostería de Ana Lucía, una pastelera de origen español e italiano, que regenta una firma llamada Cake Boutique y que ha elaborado la tarta nupcial. El banquete será servido por el mejor chef de Albania, Altin Prenga, y estará acompañado de vinos y cerveza del país. Además, se ha puesto especial esmero en la decoración tanto de la ceremonia nupcial como de la celebración posterior.

Los mejores hoteles de Tirana están completos y se espera que con este enlace muchos vuelvan la mirada a este pequeño país de gran belleza, que ha tenido una historia tan violenta y complicada durante el siglo XX. Y qué mejor ocasión que una boda real.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios