País Vasco

Los vecinos de Vitoria exigen la expulsión de una familia de «okupas»

Los afectados, del clan gitano de «Los Pichis», quiere iniciar los trámites de empadronamiento

«Los Pichis» denuncian haber recibido mensajes intimidatorios a través de las redes sociales
«Los Pichis» denuncian haber recibido mensajes intimidatorios a través de las redes sociales - SOS Racismo

Los vecinos de Vitoria continúan a la espera de que su Ayuntamiento determine qué va a hacer con los Manzanares Cortés, una familia perteneciente al clan gitano de «Los Pichis» que vive de forma ilegal desde hace cuatro meses en un piso del barrio de Abechuco.

Los ciudadanos afirman ser víctimas de las amenazas, los insultos y las agresiones de los «okupas», razón por la cual han exigido al Gobierno local que tome medidas. De hecho, a lo largo de las últimas semanas se han producido diversas concentraciones en favor de la expulsión de la familia gitana de la localidad alavesa.

La crisis de «Los Pichis» se ha trasladado al Ayuntamiento, en donde existen tantos puntos de vista como formaciones políticas. El grupo municipal del PP exigió ayer al alcalde, el nacionalista Gorka Urtaran, que deje de «esconderse detrás de la Justicia» y ponga remedio a la situación.

Leticia Comerón, portavoz de los populares en Vitoria, afirmó que la vivienda se encuentra en unas condiciones «deplorables» para una familia que cuenta con cinco menores de edad y un recién nacido. Por esta razón, pidió al Departamento de Urbanismo que la declare en «ruinas» y al de Medio Ambiente que acredite sus «condiciones insalubres».

Además, alertó de la posibilidad de que otros miembros de la familia, residentes en Bilbao, se trasladen a Vitoria, por lo que ya no sería un problema únicamente de Abechuco «sino de toda la ciudad».

El equipo de Gobierno, por su parte, alegó que está haciendo «todo posible», y señaló que no va a alimentar «discursos que pongan en peligro la convivencia».

Proceso de empadronamiento

«Los Pichis» no están dispuestos a ceder a las presiones de sus vecinos. Pedro María Manzanares, el cabeza de familia, ha reclamado públicamente su empadronamiento en Vitoria para poder pedir una vivienda de alquiler social, y ha denunciado las movilizaciones en favor de su expulsión.

«No quiero vivir en una vivienda ocupada» ha manifestado en rueda de prensa, y ha añadido que quieren ser empadronados para poder pagar un alquiler social con los recursos provenientes de la incapacidad de uno de sus hijos y de la Renta de Garantía de Ingresos de su esposa.

A su vez, ha criticado al Ayuntamiento por querer «retrasar» los trámites hasta que haya una resolución judicial sobre la casa «okupada».

Toda la actualidad en portada

comentarios