País Vasco

El PNV quiere pactar, pero prefiere a los que consideren que «Euskadi es una nación»

Andoni Ortuzar, presidente del EBB del PNV, ha señalado en el «Día del partido» que, a pesar de ello, hablarán con las diferentes fuerzas políticas

Ortuzar y Urkullu, durante el evento
Ortuzar y Urkullu, durante el evento - EFE

«Hablar, compartir y acordar». Esos son los tres pilares básicos que, en palabras de Andoni Ortuzar (el presidente del EBB -el órgano ejecutivo del PNV-), está ofreciendo su partido a «todas las fuerzas políticas» tras el 25 de septiembre. Su objetivo es llegar a grandes acuerdos para que el país vaya incluso «más allá de la gobernabilidad del día a día».

Aunque, como él mismo ha señalado, buscarán relacionarse preferiblemente con los que consideren que «Euskadi es una nación y que como tal, debe ser reconocida». «La Euskadi de 2020 no admite vetos ni tiene que tener temas tabú. Hagamos uso de la democracia», ha insistido.

Así lo ha afirmado el propio Ortuzar en las declaraciones realizadas en el Alderdi Eguna (el «Día del partido») que se celebra este mismo domingo en las campas vitorianas de Foronda. Un evento, por cierto, que se está llevando a cabo bajo el lema «Zurekin, inoiz baino gehiago» («Contigo más que nunca»).

La celebración, además, se está sucediendo una semana después de las elecciones autonómicas en las que el PNV consiguió el mayor número de escaños en el Parlamento vasco (un total de 28), tras perder un escaño por Bizkaia a favor de EH Bildu después del recuento del voto exterior. «Estamos contentos con 28, mucho más que los que celebran 18», ha destacado.

Resaca electoral

Durante este evento, el líder político ha insistido en que su partido está ofreciendo a «todas las fuerzas políticas vascas estos días grandes acuerdos de país que vayan más allá incluso de la gobernabilidad del día a día». A su vez, considera que los partidos tienen que responder a la ciudadanía y ha indicado que el PNV está dispuesto «a hablar, a compartir y a acordar con todos, especialmente con los que quieran avanzar, con todos los que consideren que Euskadi es una nación y que, como tal, tiene que ser reconocida».

«La Euskadi de 2020 no admite vetos ni tiene que tener temas tabú. Hagamos uso de la democracia. Democracia y decisión. Esas son las claves que deben guiar nuestra política. Democracia y decisión», ha señalado.

Después de ello, ha hecho una referencia explícita a la independencia al destacar que «estamos más cerca, mucho más cerca de conseguir lo que todos nosotros anhelamos, más cerca de que este partido haga realidad el objetivo para el que nació». «Son tres palabras, solo tres palabras, pero llevan el espíritu de este Pueblo. Gora Euskadi Askatuta», ha completado.

Todo ello, según ha afirmado, apoyados por la legitimidad que les da haber salido reforzados en votos tras unas elecciones en las que los partidos grandes han caído. Aunqeu, eso si, «cerrando la página de la violencia» del País Vasco y llevando hasta la región «una paz justa y para siempre».

«Va a ser una estupenda oportunidad para dar un salto de gigante en el autogobierno, para construir nación, para ganar cotas de libertad, para conseguir nuestro derecho a decidir nuestro futuro. Vamos a intentar que estas oportunidades cristalicen en esta legislatura. Y lo vamos a hacer, lo queremos hacer, de la mano de otros también», completa.

Un gobierno «que gobierne»

Posteriormente, Iñigo Urkullu ha tomado la palabra para destacar que Euskadi necesita «un gobierno que gobierne». Una carga directa a la situación política de España. «Frente a la incertidumbre global y la inestabilidad en España. En Euskadi gobierno, responsable y fuerte, que dé estabilidad a Euskadi. Un gobierno abierto al diálogo, la colaboración y el acuerdo», ha determinado.

Urkullu ha apostado por «seguir construyendo una nación vasca mirando a Europa, reforzando la Eurorregión, impulsando la Federación de naciones» y conseguir así «una nación con vocación de Estado de todo un pueblo, el pueblo vasco, que progresivamente vaya construyéndose según la voluntad de sus ciudadanos».

«Hoy, planteamos al Estado una relación de igual a igual; bilateral y con garantías de cumplimiento; que reconozca la realidad nacional de Euskadi. Somos la Nación vasca. Hablo del Partido Nacionalista Vasco. Somos cuerpo y alma al servicio de la nación vasca. Vamos a seguir adelante: construcción social y construcción nacional. Sin apartarnos del latido íntimo de nuestro pueblo», ha subrayado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios