EFE

¿Qué pasará ahora con los menores arrestados por el doble asesinato de Bilbao?

Tres jóvenes, dos de 14 años y otro de 16, han sido detenidos por acabar con la vida de un matrimonio de ancianos en Otxarkoaga

BilbaoActualizado:

La conmoción se ha apoderado de la ciudadanía de Bilbao, que en apenas un mes ha sido testigo de tres asesinatos a manos de menores de edad. El último crimen se perpetró el pasado jueves, cuando un matrimonio de ancianos apareció muerto en su domicilio de Otxarkoaga. La Ertzaintza ha detenido ya a los presuntos autores, dos jóvenes de 14 años y uno de 16 que golpearon y apuñalaron sin piedad a sus víctimas. Ambos pasarán hoy a disposición de la Fiscalía de Menores.

Los casos de menores resultan siempre delicados, sobre todo si el implicado tiene menos de 14 años. Es el caso, por ejemplo, del chico que participó en el asalto en el que murió el exjugador de la S.D. Amorebieta Ibon Urrengoetxea. La Ley penal especifica que no se le puede exigir responsabilidad alguna, por lo que tampoco se le puede privar de libertad. En la actualidad, el joven se encuentra bajo tutela de la Diputación Foral de Vizcaya, que lo ingresó en un centro residencial a la espera de que concluya el informe psicológico de su entorno familiar.

Su compañero, de 16 años, no logró eludir la Justicia. De hecho, este último fue el autor de la agresión que acabó con la vida de «Urren». La Fiscalía de Menores ordenó su ingreso en el centro cerrado de Zumárraga, situado en Guipúzcoa, con el fin de reconducir su conducta y reintegrarlo en la sociedad. Allí también fueron enviados los menores implicados en la reciente agresión sexual a una chica en el municipio vizcaíno de Baracaldo.

Según recoge la Ley, las personas sometidas a esta medida residirán en el centro y desarrollarán en él actividades educativas, laborales y de ocio.

Esa será, a priori, la misma suerte que correrán los dos arrestados por el asesinato del matrimonio de ancianos. El primero de ellos fue arrestado la mañana de ayer en Balmaseda (Vizcaya), donde estaba escondido. Poco después, otro menor se entregó a la Policía autonómica acompañado por sus familiares. El tercero, de 16 años, ha sido detenido este lunes.