Un mujer pasea con un bebé por uno de los parques nevados de la ciudad de Vitoria
Un mujer pasea con un bebé por uno de los parques nevados de la ciudad de Vitoria - EFE

La lluvia y la nieve del temporal aumentan las reservas de los embalses vascos hasta el 63%

Seguridad mantiene el aviso amarillo por temperaturas mínimas hasta el jueves

BilbaoActualizado:

El País Vasco permanece ajeno a la preocupante sequía que sufren otros puntos de España. La lluvia y la nieve propiciadas por el temporal que azota estos días al territorio han provocado un sensible incremento del agua de los embalses, que ya se encuentran al 63% de su capacidad total. A pesar de todo, los recursos hídricos, que alcanzan los 159 hectómetros cúbicos, son inferiores a la media de la última década (173 hm3).

Según los últimos registros, el pantano alavés de Ullivarri, que posee una capacidad de 146 hectómetros cúbicos, se encuentra al 62,33%, lo que supone un 1,37% más que la semana pasada. Otro de los grandes embalses del País Vasco, el Urrunaga (Guipúzcoa), está al 65,28%, es decir, casi siete puntos porcentuales por encima que antes del temporal.

Alerta hasta mañana

Por otro lado, el Departamento vasco de Seguridad ha informado de que el aviso amarillo por temperaturas mínimas y heladas en el interior del País Vasco se mantendrá hasta mañana jueves a las 10.00 horas. Los termómetros caerán especialmente en Vitoria, donde se esperan mínimas de dos grados bajo cero frente a los cinco grados de San Sebastián y los seis de Bilbao.