Entrevista

Leticia Comerón: «Urtaran debe ser consciente de su soledad»

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Vitoria advierte de que la ciudad «está paralizada»

VitoriaActualizado:

La incapacidad del Ayuntamiento de Vitoria para pactar los Presupuestos ha obligado al Gobierno municipal, sustentado por PNV y PSE, a prorrogar las Cuentas del pasado año. Al contrario que en el resto de capitales, la coalición no ha conseguido rascar el apoyo del PP, cuyos representantes acusan al alcalde, Gorka Urtaran, de dinamitar cualquier posibilidad de acercamiento. En este sentido, la portavoz de los populares en el Consistorio, Leticia Comerón (Vitoria, 1982), hace hincapié en que el regidor nacionalista ha de ser «consciente de su soledad» y asumir que, llegado el momento, deberá flexibilizar su postura si desea alcanzar «acuerdos puntuales».

-¿Qué tiene de especial Vitoria para que no se haya podido alcanzar un pacto presupuestario?

-Lo que tiene es un Gobierno muy débil, porque hay que recordar que Gorka Urtaran fue tercero en las elecciones. Además, tiene al PNV más radical del País Vasco, un partido que no ha querido acordar con el PP y que nos ha llevado a la situación en la que estamos.

-¿A qué se refiere con «radical»?

-Para empezar, con Urtaran se ha destinado por primera vez dinero de los vitorianos a una red de familiares de presos de ETA y a independentistas como Udalbiltza. Eso nos da una muestra de lo radical que es el PNV de Vitoria. Luego está su obsesión con Maroto y con el PP en general, algo que le impide pactar con nosotros. Prefiere malos acuerdos o no llegar a alcanzarlos a tener una foto con el PP. Eso en otras instituciones no pasa.

-Sin embargo, Urtaran abogó el pasado diciembre por que el PNV negociara los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en Madrid. ¿No puede el PP encontrar en él a un aliado?

-Es curioso, porque él no ha querido hacer lo que le compete como alcalde y, sin embargo, habla de cuestiones que no tienen nada que ver con Vitoria. Yo le pediría que se dedique a lo que se tiene que dedicar, que es sacar adelante la ciudad, y no a estar preocupado por acuerdos que sus compañeros de partido sí saben hacer.

-El año pasado, Urtaran recurrió a la cuestión de confianza para desbloquear los Presupuestos de Vitoria. ¿Cree que podría producirse un escenario semejante este curso?

-Yo entiendo que no. Ya me pareció una locura que la presentara el año anterior, sería algo absolutamente irresponsable volver a acudir a esa fórmula. Lo que tiene que hacer Urtaran es acordar unos Presupuestos y trabajar en ellos, no buscar soluciones alternativas que solo sirven para dinamitar aún más ese pacto de perdedores que lo ha puesto en la alcaldía. Urtaran debe ser consciente de su debilidad y de su soledad.

-¿Qué balance hace de este primer tramo de legislatura?

-En este tiempo se ha demostrado que el pacto de Gobierno ha ido a peor. La ciudad está paralizada y sin proyectos ilusionantes. Nunca ha habido un alcalde que en este punto de la legislatura no tenga nada que presentar. Nosotros queremos que esta situación cambie para trabajar en iniciativas buenas para Vitoria.

-Precisamente, en el pasado se ha mostrado muy crítica con la supuesta «parálisis» del Ayuntamiento.

-Nosotros lo que decimos es que cada vez hay más dinero en este Ayuntamiento, pero que este se destina a despilfarros. Este año se ha producido un incremento de 16 millones de euros, de los cuales 14 se han ido a gasto corriente. Urtaran hacer no hace, pero gastar sí que gasta. El ejemplo más claro es que recientemente destinó 19.000 euros a un acto puramente electoralista, un acto de campaña del PNV.

-A su juicio, ¿cuáles son los proyectos más urgentes para Vitoria?

-Ahora mismo, el proyecto más importante es el soterramiento del tren, que va a marcar el futuro de la ciudad en los próximos 100 años. Lo que nos comunica el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, es que en 2023 estará finalizada la obra. Vitoria será el núcleo central de comunicaciones de toda la alta velocidad, y tenemos que decidir ya cómo se va a resolver el espacio que quede liberado, que es de más de tres kilómetros. Lo que nos sorprende es que el alcalde no esté reuniendo a los grupos y trabajando al respecto. Hay una absoluta parálisis y esta es una realidad que hay que abordar ya. Hay que tomar decisiones en los próximos meses.

-¿Qué papel cree que tendrá el PP lo que resta de legislatura?

-El papel del PP será el mismo que ha mantenido desde el principio de la legislatura. Somos el principal partido de la ciudad, el que mejor representa a los vitorianos y la clara alternativa a este pacto de perdedores que no ha hecho más que paralizar la ciudad. Vamos a defender Vitoria, trabajar por Vitoria y estar a pie de calle.