Investigan el supuesto sobrecoste en la compra de dos camiones por parte del Ayuntamiento de Vitoria

La operación tuvo lugar en 2015, cuando regía el Consistorio el popular Javier Maroto

VitoriaActualizado:

Un juzgado de Vitoria investiga si existen delitos de malversación y prevaricación en la compra de dos camiones de recogida de basuras que realizó en 2015 el Ayuntamiento de la capital vasca, entonces regido por el actual vicesecretario de Política Social del PP, Javier Maroto. El caso, que fue archivado el pasado verano por el Tribunal de Cuentas del Estado, ha sido reabierto a raíz de una denuncia anónima que acusa al dirigente conservador de pagar un precio considerablemente superior que otros Consorcios por vehículos similares.

En concreto, los citados camiones costaron más de 660.000 euros, precio que a juicio de la Fiscalía alavesa excede considerablemente el que pagaron otros ayuntamientos. Los vehículos fueron adquiridos en 2015, cuando el contrato de limpieza del Consistorio con la compañía FCC se encontraba en periodo de prórroga. Una operación que fue denunciada por el concejal de EH Bildu Aitor Miguel.

La actuación de la Fiscalía, confirmada a Europa Press por el fiscal jefe de Álava, Josu Izaguirre, se inició a partir de una denuncia anónima trasladada al Ministerio Público. Izaguirre ha explicado que la Fiscalía tiene la «obligación» de estudiar este tipo de denuncias, y que será más adelante cuando se determine si ésta, en concreto, «tiene o no fundamento».

Causa archivada

La sala ha rescatado un caso que, tal y como recuerdan desde el PP, ya fue archivado el pasado verano por el Tribunal de Cuentas. En este sentido, la formación popular incide en el hecho de que la investigación se ha iniciado ahora «a partir de una denuncia anónima» detrás de la cual, augura, se encuentra EH Bildu, que a su juicio «no sabe cómo alargar el tema para hacer daño por su obsesión» contra Javier Maroto.

«Como Bildu fracasó con el Tribunal de Cuentas, ahora lo intenta por otra vía por medio de una denuncia anónima», alegan los populares, que recuerdan que el pasado 14 de julio el fiscal jefe de dicha sala «no apreció ningún indicio de sobrecoste» ni «ninguna irregularidad», razón por la cual pidió el archivo de la denuncia.

La misma fue archivada definitivamente el 18 de julio por la consejera del Tribunal de Cuentas, María Antonia Lozano, que no apreció ningún tipo de responsabilidad contable: «La valoración técnica del precio de estos dos camiones vino determinada por los técnicos municipales –alega el PP–. La gestión fue rigurosa y transparente, como así quedo totalmente avalado».