Menores en el centro de Zumárraga - Diario Vasco | Vídeo: La Fiscalia coteja las versiones de los menores sobre el crimen de los ancianos de Bilbao (ATLAS)

Los fiscales vascos intensificarán la vigilancia sobre los centros de menores

Este miércoles han vuelto a declarar los dos principales acusados del homicidio de Otxarkoaga

BilbaoActualizado:

Algo falla, rumian los representantes vecinales de Otxarkoaga, cuando los jóvenes implicados en el asesinato de una pareja de ancianos eran viejos conocidos de la Diputación de Vizcaya. Adolescentes violentos que sembraron el terror de forma impune durante meses por las calles de Bilbao y que volvieron a las andadas tras ser detenidos: «El hecho de que haya reincidencia o comisión de hechos delictivos es una circunstancia que habrá que analizar», ha subrayado este miércoles el Fiscal de Menores del Tribunal Supremo, Javier Huete, que ha informado de que el Ministerio Público intensificará la vigilancia sobre los reformatorios de la Comunidad Autónoma.

En este marco, los fiscales vascos actualizarán su programa de visitas de inspección de los centros de menores con el fin de reforzar su control sobre este tipo de instalaciones. A su vez, revisarán los expedientes «para ver por qué algunos de estos chicos no están localizados», ha añadido Huete en Radio Euskadi.

Nuevas declaraciones

En lo que respecta a la investigación, los dos principales acusados por el homicidio del matrimonio de ancianos de Otxarkoaga han vuelto a prestar declaración este miércoles ante la Fiscalía de Menores de Vizcaya. Se trata de los dos adolescentes de 14 años que ya han sido enviados al centro de Zumárraga, en Guipúzcoa.

También ha declarado el tercer implicado, de 16 años, que esta noche ha dormido en dependencias de la Fiscalía de Menores a la espera de que el organismo decida qué hacer con él. Este último, que carece de antecedentes penales, no participó a priori en el asesinato de las víctimas, sino que fue el encargado de señalar la casa que debía ser robada.

Violencia en Bilbao

Por otro lado, el departamento vasco de Seguridad ha informado esta mañana de la detención de otros cuatro jóvenes, esta vez de entre 18 y 20 años, a los que se les imputa el robo de un móvil y la agresión a su propietario, que ha tenido que ser atendido en el hospital.