País Vasco

Una empresa tendrá que aumentar la pensión de la viuda de un hombre que murió por el amianto

La compañía no incluyó al fallecido en la lista de obreros expuestos al mineral hasta 13 años después de iniciar su actividad

La empresa Fundiciones del Estanda, en Guipúzcoa
La empresa Fundiciones del Estanda, en Guipúzcoa - ABC

La compañía guipuzcoana Fundiciones del Estanda tendrá que incrementar en un 40% la pensión de viudedad a una mujer cuyo marido murió por una sobreexposición al amianto. Así lo ha estimado este lunes el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), que ha acusado a la empresa de carecer de las medidas de seguridad que exige la Ley ante este tipo de componentes.

Según ha informado el sindicato ELA, la víctima trabajó como hornero en la fábrica entre 1991 y 2014. Su tarea principal consistía en colocar y deshacer el revestimiento de los hornos. Apenas había iniciado su actividad en la fábrica cuando varios de estos instrumentos fueron sustituidos por otros que estaban revestidos con amianto o asbesto.

La fundición no incluyó al fallecido en el listado de trabajadores expuestos a dicho mineral hasta el año 2004 «pese a la realización de revisiones médicas anuales», ha afirmado el sindicato.

En 2013, el trabajador pidió la baja por una «enfermedad común», según la empresa. Bajo este diagnóstico permaneció los siguientes doce meses, hasta que al fin se le reconoció el derecho a percibir una pensión vitalicia del 100% por «invalidez permanente absoluta» derivada de una afección profesional.

La víctima murió el año pasado, y el Instituto Nacional de la Seguridad Social impuso a Fundiciones del Estanda un recargo del 40% sobre todas las prestaciones derivadas de la enfermedad. Sin embargo, el Juzgado de los Social número 4 de San Sebastián dejó en mayo sin efecto la resolución al declararla «no conforme a Derecho».

La sentencia del TSJPV de este lunes «corrige varios errores» de la anterior instancia, ha apuntado la organización. Sin embargo, ha denunciado «el sufrimiento y la desprotección» que sufren las víctimas y familiares de este «drama social», y ha criticado la «hipocresía» de un Gobierno vasco que solicitó la creación de un fondo de compensación para los damnificados pero no destinó a los organismos autonómicos «los recursos suficientes para abordar la problemática del amianto».

Pese a que el hecho de estar en contacto con el asbesto de forma ocasional supone un riesgo muy bajo para la salud, estar expuesto a él prolongadamente puede ser fatal. Las autoridades sanitarias advierten de que las fibras del mineral pueden ser inhaladas si se manipula, lo que da lugar a enfermedades tales como cáncer de pulmón o mesotelioma maligno, que genera células tumorales en el pecho y el abdomen.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios