La presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria; junto al lendakari, Íñigo Urkullu
La presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria; junto al lendakari, Íñigo Urkullu - EFE

La división política se apodera del «Día de la memoria» en el País Vasco

El PP, que ha realizado un acto propio en Guecho, denuncia que EH Bildu utiliza la jornada para «blanquear su pasado»

BilbaoActualizado:

Las discrepancias en torno al sentido del Día de la Memoria han terminado por dividir a los partidos políticos vascos, que han celebrado por separado sus homenajes a las víctimas. Los asesinados y damnificados por la violencia etarra han sido los únicos protagonistas del acto del PP, mientras que el resto de los grupos ha recordado también a las personas que padecieron abusos policiales. Una inclusión que, a juicio del presidente de los populares, Alfonso Alonso, forma parte de la estrategia de EH Bildu para «blanquear su pasado».

El acto oficial ha tenido lugar frente al monumento «Brújula de medianoche» del Parlamento de Vitoria, donde el Gobierno vasco y los partidos políticos excepto el PP han realizado un homenaje a todas las víctimas, tanto las del terrorismo como las de «motivación política». Un giro de tuerca que se implantó en el año 2011, cuando se honró la memoria de los damnificados por los abusos policiales.

El acto ha estado presidido por el lendakari, Íñigo Urkullu; y por la presidenta de la Cámara vasca, Bakartxo Tejeria. También han asistido representantes de PSE, Podemos y EH Bildu. Antes de comenzar el evento, los radicales estuvieron presentes en un evento paralelo impulsado por la asociación de familiares de presos de ETA, Etxerat, cuyos integrantes exigieron que los muertos en carretera al visitar las cárceles fuesen considerados víctimas de la «dispersión».

Blanquear el pasado

Actos que, en palabras de Alfonso Alonso, impulsan un «relato falso» en el que existen «dos violencias» distintas. El presidente del PP vasco ha participado en la ceremonia celebrada por los populares en el municipio vizcaíno de Guecho, donde numerosos representantes de la formación se han congregado en torno al «Monolito de la Memoria». Entre ellos, su secretaria general, Amaya Fernández; y los presidentes del partido en Vizcaya (Raquel González) y San Sebastián (Borja Sémper).

Alonso ha destacado que su «sencillo» homenaje parte con el objetivo de renovar «su compromiso en defensa de la dignidad e inocencia de las víctimas del terrorismo» y de reivindicar el «significado político» de la jornada, que deriva «no tanto de su voluntad, sino de la de quienes les asesinaros, de quienes quisieron imponer un proyecto totalitario en Euskadi» para romper la «convivencia» y «destruir la libertad».