País Vasco

Declaran culpable al hombre que asfixió a su novia con un cojín en Erandio

El jurado reconoce al acusado la eximente incompleta de enajenación mental

EP Bilbao - Actualizado: Guardado en: País Vasco

El jurado popular ha acordado, por unanimidad, declarar culpable de asesinato con alevosía al acusado de matar a su novia, de 39 años, en su domicilio de Erandio (Vizcaya) en octubre de 2015.

No obstante, el jurado reconoce al acusado la eximente incompleta de enajenación mental, ya que «sufría un trastorno grave de la personalidad y tenía sus facultades disminuidas» cuando ocurrieron los hechos en su domicilio del barrio de Astrabudua.

Las partes acordaron durante el juicio pedir para el acusado, de 39 años de edad, una pena de doce años de prisión a cumplir preferiblemente en un centro psiquiátrico.

Los hechos ocurrieron el 5 de octubre de 2015 cuando el cuerpo sin vida de una mujer de 39 años de edad y vecina de Bilbao, fue hallado con signos de violencia en el domicilio de su pareja en Erandio.

La localización del cuerpo se llevó a cabo un día después de que sus familiares presentaran una denuncia por desaparición. A raíz de la investigación abierta, se localizó a la mujer sin vida y con signos de violencia en el piso de su pareja sentimental.

De inmediato, la Policía vasca inició la búsqueda del varón, sobre el que no constaba ninguna denuncia anterior por violencia machista presentada por parte de la víctima. Ese mismo día, a las siete y media de esta tarde, era localziado y detenido el presunto autor del homicidio.

La detención tuvo lugar en el parque de Akarlanda, en el monte Umbe, situado a varios kilómetros de distancia del lugar donde fue localizado el cadáver. El dispositivo de búsqueda se centró tanto en el vehículo del sospechoso como en los lugares que solía frecuentar, inspeccionándose varios de ellos.

Finalmente, el vehículo era encontrado estacionado en las proximidades de un establecimiento hostelero de Umbe, en cuyo interior se encontraba el sospechoso, que fue arrestado acusado de un presunto delito de homicidio, sin que ofreciera resistencia.

Durante el juicio celebrado en la Audiencia de Vizcaya, el acusado reconoció haber matado a su novia el 3 de octubre de 2015, apretando contra su cara un cojín hasta asfixiarla, cuando ambos se encontraban en la casa del varón en Erandio.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios