Una intensa nevada cae desde primeras horas de la mañana sobre Vitoria
Una intensa nevada cae desde primeras horas de la mañana sobre Vitoria - EFE

Cierre de puertos, cadenas en los coches y suspensión de clases por el temporal de nieve en el País Vasco

Las previsiones apuntan a que nevará hasta los 200 metros en zonas del noreste

BilbaoActualizado:

Diciembre ha llegado al País Vasco de la mano de un temporal de frío que ha generado contratiempos de diversa índole tanto en las carreteras como en las principales ciudades del territorio. Con especial crudeza han bajado las temperaturas en la capital, Vitoria, cuyos vecinos amanecieron encapotados por una densa capa de nieve que obligó a las autoridades a esparcir sal por las vías principales. En el conjunto de la Comunidad Autónoma, la cota de nieve ha oscilado entre los 300 y los 400 metros, situación que se mantendrá hasta el mediodía de este sábado.

El temporal, que ha puesto al País Vasco en alerta naranja, no ha llegado a afectar a la rutina de los ciudadanos de Vitoria. Al menos, así lo afirmó su alcalde, Gorka Urtaran, quien aseveró que la localidad alavesa ha hecho frente a la situación con total normalidad. Buena parte de la «culpa» la tienen los operarios del Ayuntamiento que desde la madrugada del jueves al viernes trabajan para minimizar el impacto de la nevada. El dispositivo consta de una decena de máquinas encargadas de esparcir sal, así como dos vehículos de bomberos, otros dos de limpieza adaptados con cuchillas y seis más contratados de empresas externas.

EFE

Sin embargo, no todo son buenas noticias para la administración alavesa, que se ha visto obligada a suspender las actividades escolares deportivas previstas para mañana como medida preventiva. Tampoco estará permitido cazar, pues la legislación prohíbe dicha práctica cuando la nieve «cubre el suelo de forma continua». En este contexto, el diputado general de la provincia, Ramiro González, anunció la activación de la fase de «seguimiento» del Plan de Emergencias del territorio ante la previsión de que las heladas se mantendrán a lo largo de las próximas horas.

También ha cuajado la nieve en Guipúzcoa, especialmente en ciudades como Tolosa, Legazpi, Itziar, Zumarraga y Soraluze. Debido a la bajada de la cota de nieve a 300 metros en el territorio, la universidad de Mondragón suspendió las clases presenciales previstas para la tarde en sus campus de Aretxabaleta, Eskoriatza y Oñati. En Vizcaya, las precipitaciones llegaron en forma de lluvia y granizo, que causaron estragos en varios puntos del territorio. Entre ellos, Bilbao, donde se produjeron balsas de agua y desperfectos en algunos edificios.

Cierre de puertos

La amenaza del temporal también ocasionó contratiempos en las carreteras vascas. De hecho, a lo largo de la jornada fue prohibida la entrada total o parcial de vehículos a algunos de los puertos del territorio, como los alaveses Herrera y Opakua, así como a los de Trabakua, Arlaban y Elgeta, en Guipúzcoa. Por otro lado, el uso de cadenas fue obligatorio en puntos como Bernedo, Bikotzgane, Elosua, Salinas, Kurtzeta y Urduña.

La jornada arrancó con intensas nevadas que afectaron a primera hora a la red principal de Guipúzcoa, donde la N-1 y la A-15 fueron cortadas durante varias horas. La presencia de hielo y nieve provocó retenciones en diversos puntos, como en la AP-8, donde un desprendimiento a la altura de Deba generó colas de ocho kilómetros en sentido Bilbao. En cualquier caso, las principales limitaciones al tráfico rodado se produjeron en carreteras secundarias.

Para este sábado, el Servicio vasco de Meteorología (Euskalmet) prevé que la cota de nieve seguirá baja –entre los 200 y los 400 metros–, si bien espera que en la segunda mitad del día las precipitaciones remitan.