Cárcel para dos padres que vendieron a su hijo recién nacido por 1.150 euros

La madre comunicó a varias personas su intención de deshacerse del pequeño antes de que este naciera

BilbaoActualizado:

Una pareja de Guipúzcoa ha sido condenada a dos años y tres meses de cárcel por vender a su bebé recién nacido por 1.150 euros. Los compradores, un hombre y una mujer residentes en Francia, recibieron el mismo castigo.

Todos ellos se mostraron conformes con la condena, que fue impuesta por un juzgado de San Sebastián. Según confesó a Efe el abogado de los procesados, Álvaro López, el padre del bebé padece una discapacidad mental del 33%, mientras que la de la madre alcanza el 65%.

Los hechos tuvieron lugar en 2015, cuando los implicados se desplazaron a la Comunidad Valenciana ante el riesgo de la que la Diputación Foral de Guipúzcoa les quitara la custodia de sus otros dos hijos, de dos y cuatros años, por existir «una situación de desamparo». Poco después, la pareja tuvo otro hijo, el cual decidió entregar a otras personas «a cambio de una cantidad de dinero».

El precio se fijó en 1.150 euros, cantidad que pagaron un hombre y una mujer que se lo llevaron a Francia. Curiosamente, la madre presentó una denuncia contra ellos por llevarse al pequeño «sin contar con su consentimiento» y mediante «presiones psicológicas», versión que ratificó el padre a sabiendas de que era mentira.

De hecho, el escrito judicial sostiene que la madre comunicó a varias personas su intención de deshacerse del bebé antes de que este naciera.

La pareja compradora mantuvo en su poder al niño hasta que fue localizada y detenida por las autoridades galas el 10 de octubre.