Captura de uno de los mensajes enviados por Renfe
Captura de uno de los mensajes enviados por Renfe

TwitterLa falsa historia de amor en un vagón de Renfe que engañó a Twitter

Cientos de tuiteros siguieron el relato de una joven, que explicaba a la cuenta oficial de Renfe cómo había conocido a un chico a su paso por la estación de Nuevos Ministerios

MadridActualizado:

La famosa historia de Manuel Bartual ha generado una especie de género literario en Twitter. Un fenómeno similar ha ocurrido en las últimas horas en esta red social, a propósito de un relato de amor entre dos jóvenes en un vagón de Cercanías que se hizo viral. Una chica, un chico y Renfe fueron los protagonistas.

El relato comienza cuando una joven tuitea: «LOL lo que me acaba de pasar en la Renfe». Rápidamente, la cuenta oficial de Renfe le pregunta que qué le ha pasado. Así, tras un breve intercambio, la chica, que se llama Paula, le explica: un chico que viajaba en su vagón escuchaba la misma canción que ella. Con los cascos puestos y cantando, no sabía que era en voz alta hasta que su compañero de trayecto se acercó y le enseñó el mismo tema en su móvil.

«Eso es amor a primer oído. No le dejes escapar», dicen desde Renfe tras la explicación. Sin embargo, la protagonista asegura que su amor inesperado se ha marchado y espera volver a encontrárselo en la estación de Nuevos Ministerios. El remate final es cuando el joven aparece en escena: «Vale... esto era lo último que esperaba hoy». Y los dos enamorados vuelven a encontrarse. Alucinante.

Pero esta historia de amor, cuyos retuits se cuentan por miles, se ha convertido en sapo. Entre los tuiteros que siguieron el relato surgieron pantallazos que mostraban cómo los dos protagonistas ya se conocían. Lo que parecía un encuentro casual no fue tal. De hecho, ambos reconocieron que eran amigos de antes y simplemente iniciaron el hilo para divertirse.

En cualquier caso, lo cierto es que la historia ha despertado una gran repercusión en Twitter. El mensaje que inicia el hilo tenía cerca de 3.000 retuits en apenas unas horas. Lejos de sentirse desencantados, muchos usuarios les dieron la enhorabuena por tal iniciativa. «El amor existe», repetían. Queda por determinar el papel de Renfe en toda esa historia y si su irrupción también fue casual.