Purificación Causapié y Manuela Carmena, en una imagen de archivo
Purificación Causapié y Manuela Carmena, en una imagen de archivo - ERNESTO AGUDO

Los tuits de una edil de Carmena sobre Colau tensan la relación con el PSOE, aunque no retirará su apoyo

Concejales socialistas piden la dimisión de Rommy Arce por criticar los pactos con su partido: «Es una sectaria»

Actualizado:

La relación entre Ahora Madrid y el PSOE, socios en el Ayuntamiento de la capital, vuelve a tensarse por la última salida de tono de Rommy Arce, que pese a gobernar con el apoyo de los socialistas aplaude la ruptura de Ada Colau con el PSC y sostiene que su partido no puede «subalternizarse». La actitud altiva y belicosa de la edil, del sector anticapitalista de Podemos, no ha sentado nada bien en el grupo municipal y hasta cuatro concejales y la cuenta oficial en el distrito de Usera censuraron en Twitter a Arce, a quien instaron a dimitir y tildaron de «sectaria».

Las palabras de la presidenta de Arganzuela y Usera en las redes sociales –(sic) «Aplaudimos a Barcelona en Comú q pone fin al cogobierno con el PSC. No podemos subalternizarnos al PSOE #NoAl155»– sorprendieron por ser una afrenta a su único aliado en Cibeles, pero no tanto por el tono, habida cuenta de que destaca como uno de los rostros más radicales del Gobierno de Manuela Carmena.

Aunque no hace ni tres meses que el PSOE salvó a Arce de una reprobación por su «actitud autoritaria», la polémica edil no dudó en atacar a su socio eventual, algo que esta vez no fue perdonado como entonces. «Recuerda que es el PSOE el que te mantiene en tu cargo Rommy Arce. Si quieres ponerte digna dimite y gana las próximas elecciones», espetó la concejal socialista Mar Espinar.

A la publicación de Espinar se sumaron las reacciones de otros dos ediles, Ramón Silva e Ignacio de Benito, y de la cuenta de Usera, que a la petición de dimisión añadieron las críticas por el «sectarismo» y mala gestión de Arce, una situación por la que los vecinos de uno de estos barrios ya protestaron hace dos semanas. «Si dedicaras a Usera y Arganzuela la mitad del tiempo que dedicas a tu sectarismo, quizás así estarías a la altura de tu cargo», dijo De Benito, en la misma línea que el partido: «Rommy Arce demuestra en Twitter lo mismo que en Pleno y con su (in)acción de Gobierno: lo que le importa es atacar al PSOE, no mejorar la vida de los vecinos y vecinas de Arganzuela y Usera. Sería deseable más responsabilidad y menos odio». Silva, por su parte, recordó que fueron ellos quienes auparon a Carmena a la Alcaldía, junto a un contundente mensaje: «Dimite con toda tu dignidad».

Si bien la reacción de los socialistas fue unánime, y quienes no contestaron al tuit sí replicaron las respuestas de sus compañeros, incluida la portavoz, Purificación Causapié, fuentes del grupo municipal detallaron a ABC que no se plantean retirar el apoyo a la marca blanca de Podemos en la capital. «Los casos de Madrid y Barcelona son completamente distintos», aseguran.

Carmena, en la misma línea, trató ayer de rebajar la tensión con la enésima corrección a sus concejales más extremistas. «Seguimos teniendo buena relación con el PSOE y la vamos a seguir teniendo», dijo en la presentación del dispositivo de Navidad en la Gran Vía.

Reprobación

Lo que no está tan claro es que el PSOE vuelva a salvar a Arce en una nueva reprobación. Aunque los socialistas tienen claro que «se desacredita ella sola» con estas declaraciones, apoyar una moción que retrate su gestión no sería ahora descabellado. «Lo que no vamos a hacer es reprobarla por un tuit, si se da el caso será por su mala gestión», explican.

La tensión generada también fue aprovechada por los portavoces del PP y Ciudadanos, que intentaron hacer saltar la relación de sus oponentes por la grieta abierta. José Luis Martínez-Almeida ironizó con la «valentía» del PSOE cuando se habla por Twitter, mientras que Begoña Villacís dijo que estas críticas tienen que verse también en los plenos y no en las redes.