El concejal de Economía , Carlos Sánchez Mato -uno de los firmantes-, conversa con Manuela Carmena
El concejal de Economía , Carlos Sánchez Mato -uno de los firmantes-, conversa con Manuela Carmena - EFE

Tres concejales de Carmena firman un manifiesto a favor del referéndum catalán

Los promotores del acto en Matadero pro-referéndum suspendido por el juez llevarán a cabo el domingo un nuevo evento en un espacio privado

MADRIDActualizado:

Solo un día después de que el titular del Juzgado número 3 de lo Contencioso-Administrativo suspendiera de forma cautelar la celebración del acto a favor de la autodeterminación en Cataluña, previsto para el próximo domingo en la nave de Terneras de Matadero, los organizadores del mismo reafirmaron ayer su intención de mantener la convocatoria en la misma fecha y hora iniciales, aunque en este caso, el espacio no será de titularidad municipal. Según confirmaron desde la plataforma impulsora, «Madrid por el derecho a decidir», el viernes revelarán el nuevo emplazamiento.

Bajo el título «Por qué apoyar en Madrid un referéndum de autodeterminación», los convocantes hicieron público un manifiesto respaldado hasta la fecha por cerca de 80 firmantes. Entre ellos, resulta llamativo el apoyo manifiesto de los concejales de Ahora Madrid Carlos Sánchez Mato, Montserrat Galcerán y Pablo Carmona, y los diputados de Podemos en la Asamblea de Madrid Isabel Serra y Raúl Camargo, en una muestra más de la connivencia entre la formación morada y su marca municipal en Madrid con los promotores del evento.

La madre de «Alfon»

Además de estas cinco rúbricas, sorprenden también otras como las de Ramón Cotarelo, mentor de los mandos de Podemos y ahora una de sus voces más críticas, o Elena Ortega, madre de Alfonso Fernández Ortega, el conocido como «Alfon», actualmente en prisión tras ser condenado a cuatro años por tenencia de explosivos.

En el documento, de una hoja y acompañado de un cartel similar al anunciado en el evento de Matadero, comparan los casos de la provincia de Quebec en Canadá o de Escocia en el Reino Unido para exigir al Gobierno español que «la consulta se realice con plenas garantías democráticas, sin oponer obstáculos y respetando escrupulosamente la decisión que de ella se derive». Los signatarios no solo reivindican la celebración de la consulta ilegal en Cataluña, sino también la puesta en marcha de otra serie de votaciones acerca de los «necesarios cambios políticos y sociales que hay que introducir en el régimen del 78 surgido de una transición tutelada».

Previamente a la lectura del texto, los impulsores del acto suspendido cargaron duramente contra el Estado de Derecho, al cuestionar tanto la elección del magistrado para resolver el recurso interpuesto por el Grupo Municipal Popular, como la resolución posterior del mismo. «Tenemos las sospechas de que no ha habido sorteo en la elección», incidieron, bajo la idea de un exceso en las prerrogativas acometidas por el juez José Yusty, al que consideran «afín ideológicamente» al PP.

«El referéndum no es ilegal»

En ese sentido, el número 41 de la lista electoral presentada en 2015 por Ahora Madrid, Pedro Casas, quien solicitó el espacio de Matadero, catalogó de «aberración jurídica» el auto y arremetió contra el portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida, tras comparar las presiones sobre los alcaldes de Cataluña por no ceder espacios municipales para el 1-O -denunciadas por el popular-, con las soportadas estos días por la alcaldesa, Manuela Carmena, y la concejal de Arganzuela, Rommy Arce.

Precisamente, la alcaldesa de Madrid no dudó ayer en pronunciarse sobre el auto judicial que ha dejado en evidencia la política de gestión de espacios de su equipo. Reveló estar de acuerdo en la suspensión de la Ley del referéndum por parte del Tribunal Constitucional, pero subrayó que la consulta independentista de Cataluña en sí «no es ilegal». De este modo defendió que el acto que se iba a llevar a cabo en las instalaciones dependientes del Ayuntamiento no trataba sobre esta temática, sino sobre el «derecho a decidir» y, por tanto, no estaba de acuerdo con el auto. «La equivocación es que no hay ningún acto declarado ilegal. No hay nada más que leer cuál era la petición de la asociación que pretendía hacer este acto y en modo alguno no hacía referencia a nada dictado por el Tribunal Constitucional. La solicitud era anterior a que se hubiera dictado la suspensión de la ley, no de ilegalidad», reiteró.

La primera edil puso de manifiesto que, aunque el Consistorio acate la resolución de Yusty, presentará alegaciones, como ya informó el martes la portavoz municipal Rita Maestre, y espera que sean «tenidas en cuenta». «Expondremos las razones por las que creemos que no es conforme a derecho y discrepamos del contenido de esa decisión», pronunció .

La alcaldesa dejó claro que está a favor de que se debata sobre la territorialidad de España e hizo un llamamiento al «diálogo» y al refuerzo de las «libertades y los derechos fundamentales de expresión y de reunión» para salir de la «crisis que tiene en estos momentos nuestro país» motivada por el desafío secesionista.