Madrid

Trabajadores de la Universidad Complutense aseguran que el hacinamiento de cadáveres fue premeditado

La defensa de los afectados ha subrayado la dejación de funciones de los responsables del depósito, «con un móvil» para permitir esta situación

Cadáveres hacinados en el depósito de la Universidad Complutense
Cadáveres hacinados en el depósito de la Universidad Complutense
S. L./EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

El abogado de los trabajadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), personados en la causa sobre el hacinamiento de cadáveres destinados a la investigación, ha subrayado la dejación de funciones de los responsables del depósito, que «debían tener un móvil» para permitir esta situación.

En declaraciones a los periodistas, antes de que declaren ante el titular del juzgado de instrucción número 37 de Madrid, los dos principales responsables del depósito de cadáveres de la Universidad, el abogado José Luis Vegas ha dejado claro que «se trata de una dejación de la normativa de prevención de riesgos laborales». Por eso, ha atribuido la responsabilidad a todos los implicados «que tuvieron conocimiento de lo que ocurría allí».

Vegas ha subrayado «los daños personales, psicológicos y físicos» que siguen sufriendo sus defendidos, quienes la mayoría perdieron el olfato y contrajeron importantes enfermedades debido a la exposición al formol (un producto considerado como factor de riesgo cancerígeno) durante años.

La solicitud de la pena, en el aire

Todavía desconoce el letrado la pena que solicitarán para los responsables, si bien ha señalado que lo importante ahora es que «se averigüe la verdad» de lo que ocurrió.

Precisamente, hoy comparecen en calidad de investigados ante el juzgado los dos principales responsables del depósito de cadáveres de la Universidad, el exdirector del departamento de Anatomía y Embriología Humana II José Ramón Mérida y el decano de la facultad de Medicina José Luis Álvarez-Sala.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios