Madrid

La tercera versión de Murgui: «Fue mi mamá quien me prestó dinero»

El concejal presenta unos extractos del banco pero se niega a publicar sus cuentas en la web municipal

Rita Maestre, Pablo Soto y Nacho Murgui, ayer, se ríen en plena comisión de Transparencia
Rita Maestre, Pablo Soto y Nacho Murgui, ayer, se ríen en plena comisión de Transparencia - DE SAN BERNARDO

El segundo teniente de alcalde, concejal de Coordinación Territorial y presidente de Retiro, Nacho Murgui, se niega a que sus cuentas personales de 2015 aparezcan en la web de Transparencia del Ayuntamiento. Y eso que ayer le tocaba dar la cara en la comisión del ramo, en la que tuvo que comparecer a petición del PP. El que fuera presidente durante ocho años de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAVM), de la que cobraba un sueldo de «técnico», intentó justificar así su negativa a publicar en el portal el dinero que había en su cuenta corriente justo antes de tomar posesión de su acta de concejal: «No tenía que declararlo porque no es un activo, como recoge la ley, y sí la pasta [sic] que había en la cuenta. Y en la cuenta no había nada de pasta y por eso no está declarada, como pueden comprobar en los movimientos bancarios». Es la tercera versión que da desde que esta estallara la polémica a inicios de diciembre pasado.

Además, el de Ahora Madrid afirmó que estuvo «sin ingresos desde marzo-abril de 2015», tras abandonar la FRAVM, y hasta el 29 de junio, cuando percibió más de 3.300 euros por su primer medio mes como concejal. «Me dio tiempo a gastar mis ahorros y pedir prestado para seguir viviendo», añadió. Lo que no especificó es a cuánto ascendió el finiquito al salir de la FRAMV. Pero el momento más histriónico de su comparecencia fue cuando dijo: «Fue mi mamá quien me prestó el dinero», aunque no aclaró cuánta cantidad.

En los extractos, aparecen varios reintegros de 60 euros en cajeros automáticos y pequeños gastos. También las domiciliaciones de los recibos de la luz y de los pagos por dos créditos contraídos con Bankia. Cuando llegó a Cibeles, el 13 de junio de 2015, insistió, «no tenía nada».

El peticionario de la comparecencia, el edil del PP Percival Manglano, se mostró sorprendido y escéptico por las explicaciones. El tono de la comisión fue, además, bastante poco serio y no faltaron momentos de sorna entre Murgui y sus compañeros Rita Maestre y Pablo Soto.

Manglano se extrañó porque el teniente de alcalde se declarase «en quiebra» al entrar en política, «con un préstamo negativo, cero activos y un agujero negro» cuando Bankia le concedió los préstamos. Murgui, en agosto, llegó a negar a ABC que poseyera cuentas corrientes. Ahora dice que sí las tenía, pero sin dinero. El PP insistió en «sus trolas al estilo de Lenin»: «La mentira es un arma revolucionaria».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios