La piscina de Peñuelas, ayer a mediodía, vacía de público
La piscina de Peñuelas, ayer a mediodía, vacía de público - Guillermo Navarro

La temporada de baño comienza con la mitad de las piscinas cerradas

El Ayuntamiento sólo abrió ayer 13 de las 22 instalaciones, inoperativas por obras de reforma

MADRIDActualizado:

El Consistorio inauguró ayer la temporada de baño y abrió –de forma gratuita– trece piscinas de las veintidós existentes. Las instalaciones restantes están cerradas al público por obras y otros motivos no especificados por el Consistorio. «Pequeñas obras de mejora», informaron fuentes oficiales. El hecho no estuvo exento de polémica. La oposición no coincide con esta versión. Según el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, la ejecución de los trabajos requeridos en esas nueve piscinas «va a dejar a 450.000 madrileños sin disfrutar de ellas este verano». Por parte del equipo de Gobierno niegan esta afirmación y aseguran que se abrirán «de forma paultatina durante los meses de mayo y julio».

Almeida, en su visita al centro deportivo municipal de San Blas, afirmó que esto sucede debido a la «falta de planificación» e «improvisación» de la administración pública, que «no está en las preocupaciones cotidianas de los ciudadanos».

Las picinas que sí han abierto, aunque no para uso y disfrute, representan el 59% de estas instalaciones municipales. Entre ellas están las de Peñuelas, Santa Ana, Vicente del Bosque, Francos Rodríguez, Casa de Campo, Orcasitas, San Fermín, Palomeras, Concepción, Hoteleza, Luis Aragonés. Plata y Castañar, y Cerro Almodóvar.

La meteorología impidió a los ciudadanos disfrutar del agua y del sol. Con una temperatura de 18 grados centígrados en la capital y el cielo nublado, las instalaciones al aire libre estaban ayer a media tarde vacías. Aunque la medida, de momento, no esté sirviendo para el goce de los madrileños, el Ayuntamiento se enorgullece de que estas instalaciones «abren un mes antes de lo que se venía haciendo» desde que Ahora Madrid entró en el Gobierno municipal, hace casi tres años.

En cuanto al precio, el Ayuntamiento lo mantiene «congelado» un año más. Los adultos pagarán por su entrada 4,50 euros; los jóvenes, 3,60, y los niños, 2,70. Asimismo, las personas desempleadas se podrán beneficiar de una reducción del 70% en la entrada durante los días no festivos. También habrá un precio especial para los mayores de 65 años: 1,35 euros.

Los recintos no cerrarán hasta el próximo 16 de septiembre en horario de once de la mañana a nueve de la noche. La Administración espera este año mejorar los datos de asistencia del pasado: 1,6 millones de personas. En este sentido, el recinto que más personas acogió fue el de Casa de Campo.