Madrid

Suspendida la batida de cabras montesas en Guadarrama pese a la superpoblación

El plan pretendía reducir de 4.000 a 1.300 los ejemplares que actualmente hay en el paraje

Un ejemplar de cabra montés
Un ejemplar de cabra montés - ABC
S.L. / EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

Madrid, 18 oct (EFE).- El juzgado número 32 de lo Contencioso-Administrativo de Madrid suspendió ayer, de forma cautelar, el plan del Gobierno regional de abatir ejemplares de cabra montés en la Sierra de Guadarrama, que se iba a poner en marcha precisamente hoy, debido a la superpoblación existente en dicho ecosistema.

Esta decisión responde a la denuncia presentada por el Partido Animalista (Pacma) contra la Consejería de Medio Ambiente ante el proyecto de reducir a tiros la población de cabras montesas en esa zona, con el consiguiente peligro de extinción de esta especie en los parques forestales.

Tras conocer el auto, la Consejería de Medio Ambiente ha asegurado que recurrirá la decisión y solicitará el levantamiento de la suspensión cautelar en el plazo de tres días, tal y como marca la Ley. «Dicha petición se realiza en base a la firme convicción por parte de la Comunidad de la urgencia de llevar a cabo medidas ante un problema como el que supone el exceso de población de cabra montés en el Parque», señalan desde el Ejecutivo.

Según el plan de gestión de la especie, ahora suspendido y presentado en febrero, la captura afectaría al 70 % de la población en cinco años, lo que supondría reducir los 4.000 ejemplares actuales a 1.300, es decir, abatir entre 500 y 700 cabras al año hasta 2020.

1.500 ejemplares, lo ideal

El año pasado, justo al empezar la temporada de caza mayor, este problema ya estaba ahí. Por entonces, los expertos consultados por ABC confirmaron el exceso de ejemplares en Guadarrama y estimaron que la cifra idónea sería la existencia de 1.500, es decir, 2.500 menos que la población de cabras recogida en el último censo.

Según los estudios que se han realizado hasta la fecha, la superpoblación podría provocar un impacto irreversible sobre el medio y también sobre la propia especie, aunque los especialistas aseguran que ya ha invertido su tendencia de reproducción. «En los últimos censos hay más hembras que machos, con un ratio de crías de una por cada dos hembras. Hace unos años llegó hasta tres», explicó Pablo Refoyo, profesor asociado de Biología de la Universidad Complutense de Madrid, quien también alertó del rápido crecimiento de la especie.

«En el año 2.000 había 200 ejemplares. Su crecimiento en los últimos 15 años ha sido exponencial. En 2.014 había 3.340. Su densidad media es de 44 ejemplares por kilómetro cuadrado. El paraje más problemático es La Pedriza, donde vive el núcleo más numeroso de cabras, con más de 3.000 ungulados», explicó el experto tras conocerse el plan que esta semana ha quedado anulado, al menos temporalmente.

Caza con armas de fuego

Además, la iniciativa señalaba que la mayor parte de las cabras se cazarían con armas de fuego y solo unas pocas se capturarían en vivo, siempre que algún coto u otra institución demandara ejemplares.

Los 50 representantes de colectivos e instituciones del Patronato del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama aprobaron el plan presentado por el Gobierno regional de Cristina Cifuentes, con 35 votos a favor, 2 en contra de Ecologistas en Acción y 13 abstenciones.

Tras el auto de la titular del juzgado, el plan y la abatida quedan en suspenso hasta la resolución de las denuncias presentadas por el Pacma, desde donde reiteran reitera su oposición a cualquier método de control poblacional que implique la muerte de animales. Además, instan a las autoridades a poner en marcha otros métodos «éticos y compatibles con los derechos de los animales».

Aunque en el auto la jueza reconoce que no puede adentrarse demasiado en la cuestión de fondo, entiende, no obstante, que el plan denunciado, según la información proporcionada por los recurrentes, supone «un evidente peligro de extinción de las cabras montés en nuestros parques forestales».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios