Madrid

El Santiago Bernabéu, un estadio monumental que nació en un descampado

El 27 de octubre de 1944 se puso la primera piedra del Nuevo Estadio Chamartín, rebautizado años más tarde con el nombre del actual coliseo blanco

Imagen del Nuevo Estadio Chamartín (izquierda), junto al viejo Estadio Chamartín
Imagen del Nuevo Estadio Chamartín (izquierda), junto al viejo Estadio Chamartín
S.L. - @abc_madrid Madrid - Actualizado: Guardado en:

En la mañana de ayer, la alcadesa de Madrid, Manuel Carmena, y el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, presentaron en sociedad el proyecto de remodelación del Santiago Bernabéu. Una obra que aupará al coliseo blanco a la cúspide mundial de recintos deportivos. Cubierta retráctil, tecnología de vanguardia, amplia zona comercial, una de las mejores conexiones wifi del mundo... son algunos detalles que dejarán las futuras obras, valoradas en 400 millones de euros. Un abanico de mejoras que contrastan con la primera construcción del actual feudo blanco.

El 27 de octubre de 1944 tuvo lugar la puesta de la primera piedra del Nuevo Estadio Chamartín, proyectado junto al Estadio de Chamartín, sede del primer equipo y con capacidad para 15.000 espectadores. El plan se trazó sobre los terrenos de la finca Villa Ulpiana y en consonancia con la futura ampliación del Paseo de la Castellana, cuya extensión por aquel entonces se prolongaba hasta la actual zona de Nuevos Ministerios. El diseño corrió a cargo de los arquitectos Luis Alemany Soler y Manuel Muñoz Monasterio, tras resultar elegida su maqueta en un concurso celebrado en el Círculo de Bellas Artes.

Comienzo de las obras del actual Santiago Bernabéu
Comienzo de las obras del actual Santiago Bernabéu

La constructora Huarte y Cía fue la encargada de llevar el proyecto a la realidad. El tiempo estimado se fijó en 30 meses, divididos en dos fases de construcción. No obstante, la falta de materiales, fruto del escaso suministro en la época de posguerra, retrasó el período hasta los tres años. La escasez de cemento fue un quebradero de cabeza que estuvo a punto de arruinar las obras en varias ocasiones. El coste total alcanzó los 37 millones de pesetas.

Santiago Bernabéu, el presidente que más tiempo ha estado al frente del Real Madrid, con 35 años, fue el principal artífice de esta obra faraónica. Tuvo que pelear contra viento y marea para sacar adelante un proyecto en el que pocos confiaban. Gran parte de la prensa de la época lo tachó de loco, bajo la convicción de que sería imposible llenar un estadio pensado para 100.000 espectadores. A pesar de todo, el Nuevo Chamartín se inauguró el 14 de diciembre de 1947 en un partido ante Os Belenenses.

No sería hasta el 4 de enero de de 1955 cuando la Asamblea General de Socios Compromisarios del club decidió rebautizar el coliseo y cambiar el nombre en homenaje al propio Santiago Bernabéu. En un descampado, y sin apenas edificaciones alrededor, dio sus primeros pasos el actual templo madridista; el mismo que a lo largo de sus casi 70 años de historia, ha visto desfilar a algunos de los mejores jugadores de la historia.

Tares de construcción en una de las gradas
Tares de construcción en una de las gradas
Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios