A la izquierda, Aarón, el joven que conducía el vehículo (derecha) que se estrelló contra la tienda de alimentación
A la izquierda, Aarón, el joven que conducía el vehículo (derecha) que se estrelló contra la tienda de alimentación - ABC

Sale de prisión el joven que atropelló y mató a un niño chino en Usera

El infractor, de 18 años, conducía sin carnet cuando, el pasado domingo 3 de septiembre, acabó con la vida del asiático de tres años

MADRIDActualizado:

El joven de 18 años que el pasado día 3 atropelló mortalmente a un niño de tres años en el barrio de San Fermín del Distrito madrileño de Usera ha salido de la cárcel, a la espera de que la investigación continúe.

Según han confirmado a Efe fuentes jurídicas, la titular del Juzgado de Instrucción número 22 de Madrid ha dejado al joven en libertad, aunque por el momento no han trascendido los argumentos.

La Fiscalía de Madrid recurrirá esta decisión, según fuentes del Ministerio Público.

El joven es Aarón H.J., español de 18 años y sin antecedentes, y permaneció en el lugar del suceso hasta que llegó la Policía Municipal, que le detuvo por los delitos de homicidio imprudente y contra la seguridad vial. También fue arrestado el propietario del coche, Armando V. B., español de 21 años y quien tras declarar ante la Policía Nacional quedó en libertad.

Aarón no tenía carné y, según las primeras pesquisas, atropelló al menor, que estaba en la puerta del comercio de alimentación de sus padres, cuando trató de aparcar el coche de un allegado que iba como copiloto. Dio negativo en alcohol y drogas.

El Juzgado de Instrucción 25 de la capital, en funciones de guardia, decretó el día 5 su ingreso en prisión por un supuesto delito de homicidio por imprudencia, dos de lesiones y otro contra la seguridad vial.

Justo después del atropello mortal, en el que también resultaron heridos el padre del niño fallecido, su hermana de 11 años y un allegado, dos personas trataron de robar en el comercio y fueron increpadas por los vecinos que acudieron a ayudar, ya que el pequeño quedó debajo del coche.

Se trata de un padre de 44 años y de su hijo de 14 que fueron detenidos unos días después. Los dos son de etnia gitana, al igual que los dos jóvenes que iban en el coche del atropello.

Tras el suceso tanto la comunidad china en San Fermín como la Asociación de Vecinos del barrio subrayaron la necesidad de incrementar la seguridad en la zona, aunque negaron que haya problemas en general entre los comerciantes chinos y las familias gitanas.

Sin embargo una de las comerciantes del barrio, española de 54 años, ha denunciado ante la Policía Nacional que el pasado día 7 cuando se disponía a abrir su tienda un hombre y tres mujeres gitanas le insultaron y amenazaron con frases como: «Te vamos a matar, te vamos a quemar la tienda. Te vamos a quemar a ti, racista».

En la denuncia, a la que ha tenido acceso Efe, la mujer explica que la causa de la agresión es que había hecho unas declaraciones a una televisión sobre el atropello.

Otros comerciantes chinos han relatado que en los últimos días la situación es más tensa y temen ser agredidos.