Belén en CentroCentro, la sede del Ayuntamiento de Madrid
Belén en CentroCentro, la sede del Ayuntamiento de Madrid - EFE

Ruta por los mejores Nacimientos de Madrid

La capital exhibe una destacada muestra de Misterios de todas las épocas, orígenes y estilos artísticos

MADRIDActualizado:

Admirar la minuciosidad exquisita de las figuras modeladas por los artesanos belenistas es parte de la tradición popular navideña. Prueba de ello son las miles de personas que visitan cada año los Nacimientos exhibidos en Madrid. A falta del Belén recreado con siluetas luminosas en los arcos de la Puerta de Alcalá, que fue retirado la pasada Navidad, el Ayuntamiento brinda, a cambio, celebrar las fiestas con una ruta por 37 Misterios, que abarcan toda clase de estilos, épocas y procedencias.

Palacio de Cibeles: Más de 250 piezas hechas a mano

Más de 250 figuras, modeladas para el Ayuntamiento de la capital por el artesano José Luis Mayo Lebrija, dan vida a la escenografía diseñada por la Asociación de Belenistas de Madrid. El Belén, que se exhibe en CentroCentro desde el pasado 24 de noviembre y hasta el 5 de enero, es de estilo hebreo tradicional y este año incorpora un templo egipcio.

En el Nacimiento se recrean, además, las escenas relatadas en el Nuevo Testamento: la Anunciación a la Virgen, la Natividad, la caravana de los Reyes Magos, la fortaleza del Rey Herodes, la petición de posada o la huida a Egipto. Estas escenas se suman a otras más populares, como el molinero o las lavanderas. Todas ellas están ambientadas con edificios y paisajes que se despliegan a lo largo de 15 metros de escaparate y 50 metros de superficie. La visita es gratuita, de 10 a 20 horas.

Museo de Historia:Expresivas figuras articuladas

El 10 de diciembre, el Museo de Historia de Madrid (Fuencarral, 78) abre al público de forma gratuita un magnífico Belén napolitano del siglo XVIII. No es tan extenso como el de Cibeles, pero destaca por su significativo ejemplo de escultura barroca naturalista. Gran parte de sus 50 figuras son articuladas y expresan mucho realismo.

Real Casa de Correos: En honor a Carlos III, el «Rey alcalde»

Con 150 metros cuadrados de superficie, el Belén de la Real Casa de Correos, sede del Gobierno de la Comunidad, en la Puerta del Sol, está dedicado al prolífico reinado de Carlos III. El año pasado se celebró el tercer centenario del nacimiento del considerado «el mejor alcalde de Madrid» por, entre otras cosas, el gran desarrollo urbanístico que promovió en la capital. Y para honrarle se modelaron las 500 figuras que integran este Nacimiento y las miniaturas de los principales monumentos de Madrid, como la Puerta de Alcalá, el Palacio Real, la Cibeles o la propia Real Casa de Correos. Del 11 de diciembre al 5 de enero (gratis), de 10 a 21 horas.

Palacio Real: Imágenes napolitanas y genovesas

El Belén del Palacio Real fue iniciado por Carlos IV, cuando todavía era Príncipe de Asturias. Las elegantes figuras napolitanas, genovesas y españolas que lo componen convirtieron este Nacimiento en uno de los conjuntos más importantes del siglo XVIII. En los belenes napolitanos cada año se concebía un montaje diferente, tradición que continúa en la actualidad. Se podrá contemplar desde el 6 de diciembre al 14 de enero, de 10 a 18 horas.

San Ginés: Barroco sevillano del siglo XVIII

La iglesia de San Ginés representa la esencia de los belenes de estilo barroco sevillano. La figura más valiosa de este Nacimiento es la Virgen, que fue tallada en el siglo XVIII. El resto de las figuras, que son contemporáneas, fueron elaboradas por el escultor Antonio José Martínez. Este Belén abrirá sus puertas del 16 de diciembre hasta el 7 de enero, de lunes a sábado, de 9 a 13 y de 18 a 21 horas; y domingos y festivos de 10 a 14 y de 18 a 21 horas.

Casa del Lector (Matadero): Piezas de Basanta, «las mejores del mundo»

La Casa del Lector de Matadero acoge, desde el 5 de diciembre hasta el 5 de enero, una exposición internacional de belenes con piezas procedentes de la Colección Basanta Martín, reconocida como «la mejor del mundo». Esta propuesta permitirá conocer «piezas excepcionales» del belenismo. La exposición consta de más de doscientos conjuntos y cerca de 3.000 figuras originarias de más de cincuenta países diferentes, como Alemania, Angola, Bangladesh, Bolivia o Filipinas.