Las placas de las calles de Millán Astray y los Caidos de la División Azul que se retirarán del callejero
Las placas de las calles de Millán Astray y los Caidos de la División Azul que se retirarán del callejero - ABC
Memoria Histórica

La retirada de placas franquistas será en junio, sin saber aún si se darán ayudas los afectados

El Ayuntamiento de la capital estudia si subvencionará a los vecinos de las 52 calles que renombrará

MadridActualizado:

La retirada de placas en las 52 calles con referencias franquistas de la capital no se abordará, como mínimo, hasta la primera quincena de junio. Es la previsión del Ayuntamiento de Madrid tras ratificar el mandato del Pleno en la última Junta de Gobierno, celebrada este jueves. Pese a que el Tercer Teniente de Alcalde, Mauricio Valiente, avanzó la semana pasada que hay reservada una partida económica para resarcir a los vecinos y comercios afectados por el cambio, fuentes municipales señalaron a ABC que este extremo aún está «en estudio».

La prioridad en este momento, más allá de la posible prestación económica, es aliviar la carga burocrática que implica el nuevo callejero, elaborado tras la propuesta del Comisionado de la Memoria Histórica. «Lo primordial es mitigar en la medida de lo posible los daños que esto pueda causar en los ciudadanos, si se darán subvenciones no está decidido porque hay que conocer el impacto real», apuntan las mismas fuentes. Una vez aprobado el cambio de nombres definitivamente, también se desarrollará una labor de información –a través del 010 y del resto de canales municipales– de por qué se sustituye un nombre por otro.

La cuestión de las subvenciones por los trámites y rótulos que ahora han de modificarse es una de las principales preocupaciones de los cerca de 50.000 vecinos y los centenares de comercios perjudicados. Aunque Valiente señaló que el Gobierno local «ha previsto suficiente importe para atender todas las reclamaciones», lo cierto es que este extremo está en el aire. Lo que sí está decidido, si no fallan las previsiones del Ayuntamiento, es que la retirada física de las placas se haga a partir de la primera quincena de junio. Aunque la idea era empezar en mayo, no ha sido posible porque no están listos todos los letreros.