La incineradora de Valdemíngomez está ubicada en una zona en continua degradación
La incineradora de Valdemíngomez está ubicada en una zona en continua degradación - JAVIER PRIETO

Rebelión ciudadana contra la incineradora de Valdemingómez

La plataforma exige el cierre de la planta de Las Lomas y llevará a cabo en enero una manifestación en Villa de Vallecas para visibilizar la problemática

MADRIDActualizado:

En los últimos meses, la batalla ciudadana contra la incineradora de Las Lomas en el Parque Tecnológico de Valdemingómez se ha recrudecido. Con motivo del vencimiento en 2020 del contrato entre el Ayuntamiento de Madrid y la empresa Urbaser que gestiona la planta de residuos, la Alianza «Incineradora de Valdemingómez No», formada, entre otros colectivos, por la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid, ha empezado a mover sus fichas para evitar cualquier tipo de renovación.

Tal y como acordaron el pasado viernes, la plataforma llevará a cabo a principios de año una manifestación en Villa de Vallecas. El objetivo no es otro que visibilizar la problemática al conjunto de la población y lograr así los 27.064 apoyos necesarios para que la demanda abierta en la web de participación ciudadana Madrid Decide sea asumida por el equipo de Gobierno en el Pleno.

La Alianza explica en un manifiesto que «en el marco de las obligaciones establecidas de la Unión Europea y la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento está elaborando un plan de residuos para las próximos diez años»; por lo que consideran que debido a los efectos nocivos sobre la salud de la población que reside o trabaja a menos de 10 kilómetros, «es el momento de exigir la puesta en marcha de un plan de residuos que haga innecesaria la planta de incineración». Temen que el mantenimiento de la incineradora de Valdemingómez pueda suponer «la renovación del contrato por otros 25 años más».