IV Concurso

Un pueblo llena sus muros de grafitis para luchar contra la violencia de género

El Ayuntamiento de Villalbilla pone en marcha un concurso para concienciar a sus habitantes de este grave problema

Uno de los graffitis participantes en la edición anterior
Uno de los graffitis participantes en la edición anterior - Ayuntamiento de Villalbilla
A. S. M. - @abc_madrid Madrid - Actualizado: Guardado en:

La violencia de género es una lacra que, día a día, golpea en el seno de la sociedad. Las denuncias por este tipo entre abril y junio aumentaron un 13 por ciento respecto al mismo periodo de 2015 y también las sentencias condenatorias a maltratadores, que son el 64,4 por ciento de las resoluciones dictadas. Una estadística demoledora que diferentes iniciativas tratan de poner fin. Es el caso del Ayuntamiento de Villabilla, que a iniciativa de la Concejalía de Juventud, ha puesto en marcha el 'IV Concurso de grafiti contra la violencia de genero'.

Con ayuda de la Comunidad de Madrid, el consistorio invita a participar a todos los jóvenes «que estén inscritos en la bolsa de muros». Aquellos que lo deseen deberán presentar un boceto en tamaño A4 con el trabajo que pretendan desarrollar antes de las 21:00 horas del próximo 24 de noviembre.

Este año, todos los diseños deben tratar la violencia de género y no se admitirán trabajos que tengan contenidos políticos, irreverentes, obscenos, xenófobos o cualquier otro que atente contra la dignidad de las personas. «Desde la Concejalía de Mujer se vio la ocasión para plasmar la repulsa a este fenómeno con una actividad próxima a los jóvenes, como es el grafiti», explica Ana Marcos, titular de las concejalías de Servicios Sociales, Mayor y Mujer.

Para tal cometido se ha creado una serie de tapias municipales, que el Ayuntamiento cede para que puedan pintar los artistas urbanos. «Y así respeten otros espacios publicos», sostiene Marcos, que señala que los grafitis deben «cumplir una serie de requisitos estéticos y de respeto al medio ambiente».

El concurso, cuya primera edición fue hace cuatro años, tiene unos 30 jóvenes apuntados, «con edades entre los 14 y los 27 años». El premio son cien botes de pintura y una vez pintadas, «las piezas se intentan mantener hasta que están muy deterioradas», sentencia Marcos. Además, una vez que se de el pistoletazo de salida a las obras, el Ayuntamiento activará un mapa virtual para consultar el lugar donde se encuentran.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios